GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada juzgará mañana al dueño de una promotora para quien la Fiscalía ha solicitado un año y medio de prisión y el pago de una multa de 2.400 euros por un presunto delito de apropiación indebida, tras quedarse con el dinero que una pareja entregó a cuenta para una vivienda que no llegó a construirse.

Según el escrito de acusación fiscal, el 28 de diciembre de 2000 la entidad firmó un contrato privado con José Manuel M.G. en virtud de la cual reservaba a su favor el derecho de propiedad sobre una futura vivienda que se construiría en Albolote (Granada), donde el joven pensaba establecer su domicilio conyugal. A cambio, José Manuel entregó 12.620,47 euros como reserva y parte del precio de la vivienda.

Sin embargo, la empresa, de la que es representante legal el acusado, Miguel Angel G.S., “no garantizó suficientemente la devolución de las cantidades entregadas, haciéndolas suyas sin promover la construcción de la vivienda ni devolviendo las cantidades entregadas a cuenta”, según el Ministerio Público.

El fiscal pide que el acusado indemnice al joven con la cantidad que dio como señal más los intereses legales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here