GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)

Cuatro de los once testigos que declararon hoy durante la segunda vista oral del juicio que se sigue en la Audiencia de Granada por el crimen de Atarfe, entre ellos la viuda de la única víctima mortal, exculparon a José Antonio F.G., principal acusado de la Fiscalía, de ser el autor de la puñalada y apuntaron a su hermano Jesús como posible responsable, aunque ninguno pudo identificarlo claramente.

La Fiscalía y el Ayuntamiento de Atarfe, como acusación pública y popular, han mantenido hasta el momento que José Antonio, uno de los tres hermanos del clan ‘Los Raca’ de Pinos Puente acusados de matar a un joven en el bar ‘El 14’ de Atarfe el 15 de agosto de 2001 y herir gravemente a otros cuatro por un aparcamiento, fue el autor de la puñalada que acabó con la vida de José Antonio Navarro Muñoz, de 30 años de edad. Las acusaciones particulares, entre ellas la ejercida por la viuda, sostienen que fue su hermano Jesús.

Lo cierto es que ninguno de los testigos llegó a ver claramente la cara del agresor, aunque la mayoría coinciden en describirlo como una persona alta y corpulenta, datos que coinciden con el aspecto físico de Jesús F.G., el menor de los tres hermanos. La viuda de la víctima, Amelia C.O., que dio a luz a las pocas horas de ver morir a su marido en el citado establecimiento por una puñalada en el pecho, exculpó a José Antonio y a Carlos de la muerte de su marido y apuntó a Jesús como el agresor, aunque reconoció que no pudo verle la cara.

Los testigos incurrieron en numerosas contradicciones alegando la confusión y rapidez con la que se desarrollaron los hechos, la poca iluminación de la zona, el cambio de imagen de los acusados, y el tiempo transcurrido, aunque la mayoría coincidió en señalar a Jesús como la persona que inició la pelea y comenzó a insultar a los clientes del bar “con gran agresividad”, negando la versión de los acusados de que fueron ellos las víctimas y “tan sólo se defendieron”.

Cuatro de los cinco heridos que declararon hoy como testigos reconocieron en los tres hermanos a sus agresores, aunque tampoco pudieron precisar si las heridas fueron causadas por arma blanca. Entre ellos se encuentra la persona con quien se inició la discusión, Francisco Luis Y.M., a quien presuntamente Carlos y Jesús apuñalaron en el muslo, el abdomen y el costado tras una discusión en la que se negaron a retirar un vehículo que obstaculizaba el paso.

Los tres hermanos se enfrentan a penas de cárcel que oscilan entre los seis y los 15 años e indemnizaciones superiores a los 160.000 euros por un delito de homicidio consumado, tres en grado de tentativa, dos faltas contra las personas y un delito de lesiones en riña tumultuaria, aunque las acusaciones no se ponen de acuerdo en el grado de participación de cada uno de ellos.

El juicio, previsto hasta el próximo viernes, continuará mañana con la declaración de cuatro testigos propuestos por las defensas, que solicitan la libre absolución de sus clientes, y la presentación de las pruebas periciales, aunque los letrados ya renunciaron hoy a una de ellas al considerarla reiterativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here