JAEN, 22 (EUROPA PRESS)

La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, opinó hoy que existen “argumentos más que suficientes” para evitar que el vecino de La Malahá (Granada) condenado por malos tratos comparta domicilio con su ex esposa y supuesta víctima, cosa que fue admitida por una sentencia judicial.

En declaraciones a Europa Press, Micaela Navarro, que abrió hoy en Jaén unas jornadas organizadas por la Asociación de Mujeres Rurales de Andalucía (Ademur), afirmó que la sociedad “debe confiar en la Justicia” en materia de violencia de género, con lo que consideró que la sentencia que determinó el ingreso en prisión del imam de Fuengirola (Málaga) por hacer apología de los malos tratos es buena prueba del funcionamiento de la Justicia.

Sin embargo, advirtió de que “seguimos asombrándonos” con sentencias como la dictada por el juzgado de Instrucción número uno de Santa Fe (Granada), que permitió a un hombre condenado por malos tratos compartir una sección del domicilio familiar con su ex mujer y supuesta víctima.

Micaela Navarro dijo no entender cómo la juez de la citada instancia judicial “obliga tener zonas comunes” en un mismo domicilio a una persona que ha denunciado malos tratos y a su supuesto maltratador. A su juicio, en este caso existen “argumentos más que suficientes” para evitar la situación que vive la supuesta víctima porque los ex cónyuges “no sólo no tienen una relación idónea, sino que no tienen una relación deseable en lo más mínimo”.

Según adelantó la Opinión de Granada, la sentencia dictada por la citada instancia judicial permite a un hombre condenado por malos tratos residir en una caseta situada dentro de la finca donde residía con su ex mujer y supuesta víctima y que, de hecho, es el domicilio de ésta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here