El PP califica el incidente de “golpe de Estado a la democracia” y anuncia medidas judiciales

GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)

Más de medio millar de vecinos tomaron hoy el Ayuntamiento de Cogollos Vega (Granada) para impedir que prospere la moción de censura firmada por los concejales del PP, IU y PSOE contra el alcalde, el independiente Francisco García Luzón, impidiendo la entrada de los concejales de la oposición y facilitándosela a la actual Corporación municipal, que en solitario, votó en contra de la propuesta.

Los ocho agentes de la Guardia Civil que se desplazaron hasta la plaza del Ayuntamiento para disolver la concentraron no pudieron lograron que los ediles que presentaron la moción el pasado 2 de noviembre pudieran acceder al pleno, que se terminó celebrando sin su presencia, ya que el alcalde y sus dos concejales suman el ‘quórum’ mínimo que dicta la ley.

El secretario municipal informó de que el incidente se ha reflejado en acta, de la que se facilitará copia el próximo lunes a todos los grupos municipales. El PP, cuyo concejal Antonio Luzón se perfilaba como nuevo alcalde del municipio tras la moción de censura, ha calificado los hechos como “golpe de Estado a la democracia” y ha anunciado medidas judiciales para que se anule la decisión plenaria del Grupo Independiente y se depuren “responsabilidades”.

Los tres ediles populares, que junto a dos de IU y uno socialista, Antonio Ruano, a quien su partido ha abierto un expediente informativo por pactar con el PP que podría conllevar su expulsión, apoyan la moción, se desplazaron hasta el Cuartel de la Guardia Civil más próximo, el de Alfacar, para denunciar los hechos.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del PP de Granada, Juan de Dios Martínez Soriano, explicó que los servicios jurídicos del partido “están ya trabajando” para presentar una denuncia “en toda regla” el próximo lunes, solicitando la nulidad del pleno y, por tanto, la votación en contra de la moción de censura.

Soriano aseguró que tras este incidente “fascistas y antidemocrático”, el PP ratificó que la moción “era buena, y que lo mejor para el municipio es que el alcalde desaparezca de allí”, al tiempo que instó al PSOE a reconsiderar la expulsión de su concejal, “porque hoy más que nunca se ha demostrado que ha hecho todo lo correcto por el bien de la democracia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here