Los empresarios advierten que perderán dinero si la temporada no abre a finales de mes

GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)

La empresa que gestiona la estación de esquí de Sierra Nevada, Cetursa S.A, puso ayer en funcionamiento el sistema de producción de nieve por primera vez antes de la apertura de la temporada, con 78 cañones que comenzaron a funcionar en las zonas de Borreguiles, Pista del Río y Maribel generando hasta las 08.00 horas de hoy 5.666 metros cúbicos, cantidad que llegará mañana a los 40.000, lo que se traduce en 160.000 metros cuadrados esquiables con 25 centímetros de espesor de nieve.

Según informó a Europa Press el director general de la empresa, Mariano Gutiérrez Terrón, las bajas temperaturas registradas desde ayer, que se mantendrán previsiblemente en las dos próximas semanas, han propiciado la puesta en marcha del sistema de producción, que al estar automatizado, permite hacer nieve en situaciones marginales de humedad y temperatura.

Se han realizado con éxito las primeras pruebas con los 15 nuevos cañones instalados en la zona del Parador, y se ha hecho nieve en la pista de las Sabinas, desde el Parador a Pradollano, y en la entrada de los hoteles. Progresivamente se pondrán en marcha el resto hasta llegar a los 53 cañones de última tecnología adquiridos por Cetursa, como parte de su plan de inversiones para la modernización y mejora de infraestructuras y servicios de la estación.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Empresarios de Sierra Nevada, Juan Miguel Martínez-Cañavate, se mostró confiado en que la apertura de la estación de esquí se produzca entre el 20 y el 30 de noviembre, para evitar pérdidas en el sector.

Por su parte, Gutiérrez Terrón recordó que la estación “nunca se ha abierto el 20 de noviembre” y que “lo normal” es abrir la estación a primeros de diciembre, “especialmente para el Puente de la Inmaculada, ya que de lo contrario, nosotros también empezaríamos a sufrir pérdidas”. El año pasado la temporada se abrió el 23 de noviembre –aunque estuvo los dos primeros días cerrada por el fuerte viento–, alcanzando un “récord de prontitud”.

Aunque las previsiones son buenas, la información procedente de los tres satélites a los que está conectada la empresa, uno americano, otro holandés y uno español, son totalmente fiables a tres días vistas, “lo que hace imposible prever las condiciones climatológicas de los días siguientes y por tanto la fecha de apertura”, según Terrón, quien aseguró que se generará nieve artificial suficiente para abrir en el puente “aunque daríamos una imagen contraproducente si sólo hay nieve en las pistas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here