GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)

Una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Güéjar Sierra (Granada) ha sorprendido esta noche pasada a dos cazadores furtivos en un acotado de caza del término municipal de Ventas de Huelma con cuatro hurones, dos perros de raza podenca y 36 redes con los que ya se habían cazado cinco conejos vivos, según informó el Instituto Armado.

Fue el guarda del coto el que alertó anoche a la Guardia Civil de que había detectado la presencia en el paraje de ‘La Muerta’ de Ventas de Huelma de un turismo Renault 19 y que sospechaba que pudiera tratarse de cazadores furtivos.

La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Güéjar Sierra fue la encargada de comprobar esta información y la que posteriormente, sobre las 04.00 horas, consiguió localizar a los dos cazadores furtivos en plena faena.

Los cazadores, dos vecinos de la localidad de Pinos Puente, hasta el momento en el que fueron sorprendidos por el Seprona habían capturado cinco conejos con la ayuda de cuatro hurones, dos podencos y 36 redes. Los conejos como aún estaban vivos fueron devueltos a su hábitat natural.

Esta modalidad prohibida de caza consiste en sellar todas las salidas de las madrigueras con las redes intervenidas e introducir los hurones. Los conejos huyen de sus depredadores y al salir al exterior se enredan en las redes que bloquean las bocas de las madrigueras, o, si consiguen escapar, los persiguen y capturan los dos perros que tenían consigo.

Tanto los hurones como las redes han sido intervenidos por la Guardia Civil y puestos a disposición de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Granada.

Por otra parte la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Granada sorprendió a otros dos jóvenes de las localidades de Valderrubio y de Escoznar intentando capturar aves frigílidas con una red japonesa o “invisible” de ocho metros de longitud en una finca de girasoles situada en el término municipal de esta última localidad. Los dos jóvenes se encontraban en el paraje conocido como Depósitos de agua de Escoznar y aún no habían cobrado pieza alguna cuando vieron el vehículo patrulla de la Guardia Civil, pero no les dio tiempo a retirar la red antes de que llegaran a su altura los guardias civiles del Seprona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here