GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)

La Delegación de Agricultura aumentará la plantilla de veterinarios de Granada para hacer frente a las medidas cautelares puestas en marcha en la provincia para hacer frente a las necesidades surgidas a raíz de la enfermedad de la lengua azul o fiebre catarral ovina.

En declaraciones a Europa Press, el delegado de Agricultura, Rafael Gómez, anunció haber mantenido ayer una entrevista con el secretario general técnico de la Consejería en Sevilla, Bartolomé Pinillas, donde éste se comprometió al aumento del número de profesionales en la provincia.

Gómez aseguró que en un plazo máximo de 12 días la Delegación estará en condiciones de concretar el número de nuevos efectivos, “ya que ahora estamos en el momento de evaluar las necesidades surgidas a raíz de este problema sanitario”, que no afecta directamente a Granada que se mantiene como “zona de vigilancia”.

El delegado respondía así a la petición de la organización agraria Asaja, que denunció recientemente la falta de falta de personal veterinario en las Oficinas Comarcales Agrarias de Granada (OCAS).

Para el colectivo, esta carencia de personal dificultará en la provincia el cumplimiento de las medidas de control de la enfermedad de la lengua azulexigidas en la Orden Ministerial de 22 de octubre de 2004 y, en la práctica, el movimiento de animales para vida y para sacrificio.

Según informó Asaja en un comunicado, esta carencia ya había sido denunciada por la organización en otras ocasiones, indicando que en las Oficinas Comarcales Agrarias de la Provincia de Granada sólo están cubiertas el 42 por ciento de las plazas que la propia Administración autonómica considera de necesidad, según la relación de puestos de trabajo que publica el BOJA de 19 de julio de 2001, exigiendo una ampliación de la ocupación hasta el cien por cien de las plazas previstas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here