Debate mañana la aprobación inicial de las Ordenanzas Fiscales, que “pretenden disminuir la presión fiscal”

MOTRIL (GRANADA), 4 (EUROPA PRESS)

El teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Motril (Granada), Francisco Pérez Oliveros, anunció hoy que licitará este mes las obras para los nuevos accesos de la ciudad, lo que permitirá el inicio de las obras el próximo mes de febrero, ya que las expropiaciones se cerrarán en el transcurso de la próxima semana. La vía afectada es la que une la ciudad con la playa, en el tramo comprendido entre el nudo con la Nacional 340, y la rotonda que conecta la carretera de la playa con la ronda suroeste.

En rueda de prensa, el concejal socialista explicó que el Ayuntamiento quiere acometer, “de inmediato”, la parte que le corresponde en la ejecución de los accesos a la ciudad; sobre todo después de que prosperase la enmienda del grupo parlamentario socialista que permitirá la inclusión de una partida en los Presupuestos Generales del Estado para 2005 para desdoblar la Nacional 340 desde su conexión con la 323.

Además, esta conexión, según explicó, llegará con cuatro carriles hasta encontrarse con el nudo de descenso hasta la vía Motril-Puerto, que se convertirá en la entrada oficial de la ciudad, al tiempo que se deja toda la red preparada para su conexión con las autovías que alcanzarán el municipio en los próximos años.

Pérez Oliveros aseguró que el Ayuntamiento pretende tener listos los tramos que corresponden a la administración local, por lo que la obra concluirá en el transcurso del año 2005, siendo necesaria una inversión superior al millón y medio de euros.

Por último, el teniente de alcalde aseguró que, “con independencia de su carácter de vía de entrada a Motril, no se obviará la importancia turística y de imagen que tal carretera debe tener”.

ORDENANZAS FISCALES

Por otro lado, el Pleno del Ayuntamiento motrileño debatirá mañana la aprobación inicial de las Ordenanzas Fiscales para el próximo ejercicio, las cuales, según el equipo de gobierno que preside el socialista Pedro Alvarez, “pretenden disminuir la presión fiscal” hacia la actividad económica que genere el municipio o que pretenda implantarse en él.

Según la teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Laura Díaz Enríquez, el gobierno local ha consensuado al máximo las nuevas ordenanzas, aunando los planteamientos programáticos de las cuatro fuerzas políticas que integran el equipo de gobierno (PSOE, IU, ADMI y GRITO-PDDC).

Igualmente, y como característica global, la edil socialista explicó que se ha intentado establecer un criterio de “equilibrio” entre los ingresos y gastos municipales, “huyendo de la demagogia, subiendo lo que hay que subir y bajando aquello que se puede bajar”, explicó Díaz.

Asimismo, el equipo de gobierno aseguró que se ha hecho un “esfuerzo por favorecer a sectores y capas de la población con la congelación de algunas tasas, el aumento de las bonificaciones y la bajada de algunos tipos”.

En lo referente a las subidas, el I.A.E. tendrá un incremento del dos por ciento, correspondiente al IPC marcado en los Presupuestos Generales del Estado, y que “afectará a un sector pequeño pero muy solvente de la ciudad”, indicó Laura Díaz.

Ese mismo dos por ciento se aplicará también a las tasas de basuras y deportes, aunque “en ambos casos se aplican importantes bonificaciones, ampliándose considerablemente los tramos de beneficiarios y el número de familias”. Ese porcentaje, además, será el referente para las ordenanzas relativas a Educación, “donde se darán también importantes reducciones de cuota”.

Por otro lado, se congelarán los precios públicos de cultura, juventud, grúa municipal y mercados, mientras que se suprimirá la tasa urbanística de planeamientos, se practicará una rebaja del 25 por ciento en la tasa de apertura de establecimientos y se otorgarán subvenciones (que podrían alcanzar el 75 y el cien por cien) para iniciativas empresariales y comerciales juveniles que comiencen en la ciudad.

Esta última medida se aplicará también en el caso de colectivos acogidos al marco de “economía social”, pudiendo llegar al cien por cien y nunca inferior al 75 por ciento.

En cuanto al resto de las reducciones, afectarán al impuesto de circulación y se reducirán en un uno por ciento para los vehículos de cilindrada pequeña, manteniéndose para los de mediana e incrementándose un uno o dos por ciento para los de gran cilindrada.

Por último, en cuanto al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) no se aplicará el IPC interanual (3,2 por ciento), sino un dos por ciento para su actualización, precisó la concejal.

En el transcurso del pleno de mañana, el equipo de gobierno planteará la aprobación inicial de un crédito extraordinario, ya que, según la concejal Laura Díaz, dos cargos de confianza no contaban con partida presupuestaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here