GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

La restauración de la tabla flamenca, copia del Descendimiento de Van der Weyden, culmina todo el proceso de restauración que la Capilla Real de la Catedral de Granada ha llevado a cabo ante los actos conmemorativos del V Centenario de la muerte de la Reina Isabel La Católica, según informó el capellán real, Manuel Reyes.

En rueda de prensa, Reyes explicó que esta restauración ha sido llevada a cabo durante un periodo de diez meses, desde enero a octubre de este año por el Equipo del taller de restauración del Museo del Prado, dirigido por Carmen Garrido, puesto que el museo madrileño atendió a la petición realizada desde la capilla, lugar donde desde hace más de diez años se encuentra esta obra cedida por el museo.

La petición de restauración vino motivada “con vistas a los eventos del centenario”, según explicó el capellán, que destacó que esta copia de gran calidad es de autor desconocido y estaba fechada a comienzos del siglo XVI, si bien el estudio hecho durante la restauración aconseja fecharla más bien a finales del mismo siglo.

La pintura presentaba un mal estado de conservación, con una gruesa película de polvo, muy ennegrecido, barnices oxidados de tono ámbar oscuro, entremezclados con otras materias sucias, como restos de cola, cubrían la capa pictórica, impidiendo la fácil lectura de la composición.

Los volúmenes escultóricos de las figuras, las transiciones entre luces y sombras, los planos y perspectiva, y diferentes tonalidades de color quedaban “atrapadas” por la gruesa película de barniz oxidado envejecido que la cubría. La única diferencia de esta copia con el original consiste “en el tono azul más sobrio de la capa de la Virgen, que en el del artista Van Der Weyden, es de un azul más intenso y luminoso”, según explicó Reyes.

El capellán real agradeció al Museo del Prado este depósito de la obra en Granada y, más concreto, así como la restauración de la misma que ha devuelto a la obra “una magnífica calidad” y representa “una valiosa aportación del museo a la celebración del Centenario de la Reina Isabel”.

La pintura, se encuentra situada en la Capilla Real en el muro norte del crucero entre tres magníficas tablas renacentistas, el ‘Descenso a los Infiernos’ de Machuca, ‘Los discípulos de Emaús’ de Jacobo Florentino y la ‘Ascensión-coronación de la Virgen’ de autor anónimo, propiedad de la capilla y también restauradas, junto con el gran altar mayor, los sepulcros de los Reyes Católicos, los retablos relicarios, etc.

ACTOS CONMEMORATIVOS

Entre los actos programados por la Capilla Real para conmemorar el V Centenario de la muerte de la Reina Isabel, tendrá lugar el próximo día 29, viernes, a las 20.00 horas la audición de las Coplas de Ambrosio Montesino.

Según explicó el capellán, se trata de un acto de especial originalidad porque “conecta con la devoción de la reina, porque es una obra que se presenta ahora en su integridad y porque nos invita entrar en un ambiente de contemplación e interiorización”.

En esta audición se cantarán por primera vez las ‘Coplas’ que Ambrosio Montesino, confesor de la Reina Isabel, le dedicó para ser cantadas con la melodía popular ‘Aquel pastorcico, madre’.

Estas coplas están dedicadas a San Juan Evangelista, santo de particular devoción de la Reina, y al cantarse con dicha melodía, constituyen con sus 512 versos la obra musicada más larga del repertorio cancioneril de la época.

Se trata de una obra de devoción privada “que se recupera ahora por primera vez en su totalidad de la mano del musicólogo Emilio Ros Fábregas con la colaboración de un conjunto de varias voces blancas”, según informó Reyes.

Con motivo de la festividad de Todos los Santos tendrá lugar en la capilla un concierto del Coro belga ‘Cantate Domino’, un acto organizado por la Real Academia de Bellas Artes de Granada.

Ese mismo día por la noche celebrará la Adoración Nocturna granadina su vigilia diocesana de difuntos en la capilla, a la que se espera la asistencia de unas 300 personas.

“Con un profundo sentido y valoración de lo que significa la adoración eucarística en esa noche de difuntos ha querido esta asociación celebrar en esta ocasión su vigilia en el templo funerario que es la Capilla Real y unirse así, desde su propia originalidad, a la celebración del Quinto Centenario”, destacó el capellán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here