GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)

La Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Granada ha organizado una campaña de divulgación de los valores naturales de cinco parques protegidos de la provincia de Granada, como son el de Sierra de Baza, Castril, Huétor, Sierra Nevada y Paraje Natural Maro-Cerrogordo, con la preparación de actividades, en las que se espera una participación superior a las 7.000 personas.

En rueda de prensa, el delegado de Medio Ambiente en Granada, Gerardo Sánchez, informó de que en Granada hay más de 13.000 hectáreas que son espacios protegidos, lo que representa el 25 por ciento del total de la superficie, por lo que significo la importancia de llevar a cabo esta campaña.

La campaña se desarrollará hasta el mes de diciembre, con la realización de actividades tan variadas como escuchas nocturnas de aves rapaces, itinerarios por estas sierras para conocer más de cerca especies animales que habitan en estas zonas, como los buitres en el caso concreto de la Sierra de Baza; itinerarios por la Sierra de Huétor para conocer el mundo de las setas; itinerarios para contemplar los monumentos naturales de parajes como Prados del Rey, en Sierra de Baza, en donde los arces ya muestran las tonalidades rojizas típicas del otoño.

Sánchez señaló que las actividades programadas están dirigidas a escolares de toda la provincia, estudiantes de enseñanza primaria y secundaria obligatoria, quienes estudiarán previamente en las aulas los itinerarios que realizarán y las características de cada uno de ellos.

Pero también se dirigirá a mayores que pertenezcan a algún colectivo, transcurriendo las actividades tanto en los centros de reunión y sedes de estos y en el campo. Además podrán participar en ellas la población en general, para lo que tendrán que dirigirse a la sede de la Delegación de Medio Ambiente o llamar por teléfono para inscribirse en las diferentes actividades.

Los objetivos que se plantea la Delegación con esta campaña es la “concienciación de la población en el respeto al medio ambiente en general, y de los valores naturales de su entorno inmediato”, según indicó Sánchez. Además también pretende “promocionar y fomentar” actividades de educación ambiental, para promover un mejor conocimiento del medio ambiente; divulgar los valores de estos espacio protegidos, entre otros.

Junto a las actividades de campo, la programación se completa con otras actividades como la campaña ‘Un árbol para cada niño’, consistente en la plantación de un árbol por cada niño recién nacido inscrito en el programa.

Esta iniciativa ya se inició el pasado año, y con la actividad de este otoño concluirá con la inscripción de más de 100 niños. También se ha organizado una exposición fotográfica sobre arquitectura popular del Parque Natural de la Sierra de Baza, y unas jornadas de Periodismo y Medio Ambiente, en el mismo parque natural, limitada esta última actividad a los profesionales de los medios de comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here