GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Granada advirtió hoy de que la cabaña granadina no está afectada por la enfermedad de la lengua azul detectada en Jimena de la Frontera (Cádiz), a pesar de la medida preventiva adoptada por la Comisión Europea de inmovilizar más de 100.000 cabezas en la provincia, el diez por ciento del ganado.

Según informó hoy el secretario provincial de la organización, Emilio Rodríguez, a través de un comunicado, actualmente la medida afecta a 113.094 cabezas de ganado, 69.162 de ovino, 25.279 caprino y 18.653 de bovino en las comarcas de Loja y Alhama de Granada.

Asimismo, hizo un llamamiento a la “tranquilidad” tanto de ganaderos como de consumidores, al asegurar que ningún animal padece el virus y que la enfermedad no afecta a seres humanos sino a rumiantes, por lo que aseguró que “no existe problema alguno para el consumo de carne ni productos lácteos”.

Aún así, sostuvo que la restricción de movimientos de ganado puede provocar “cuantiosas pérdidas” de prolongarse en el tiempo, por lo que abogó por la puesta en marcha de otras medidas “que erradiquen la enfermedad en la mayor brevedad posible”.

Según COAG, el consejero de Agricultura, Isaías Pérez Saldaña, ha solicitado a la Comisión Europea que se excluya a Granada de la inmovilización del ganado, “ya que las condiciones orográficas y climatológicas de la provincia impiden la llegada del mosquito transmisor de esta enfermedad vírica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here