GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)

Unos 300 afiliados y delegados de los sindicatos CC.OO y UGT se han manifestado hoy por las calles de Granada pidiendo un mayor número de inspectores y que la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia investigue los casos de siniestralidad laboral en un año en el que se han producido 14 accidentes mortales, lo que sitúa a la provincia en cuarto lugar con respecto al resto de las provincias andaluzas.

Los trabajadores y sindicalistas se concentraron a las 11.00 horas en el monumento del Movimiento Obrero ubicado en la zona de La Caleta para una hora más tarde iniciar una marcha en la que realizaron dos paradas, una en la Inspección Provincial de Trabajo y otra en la sede de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en la Real Chancillería, donde finalizó la manifestación, que produjo durante dos horas un importante caos de tráfico en la ciudad.

En ambas instituciones los máximos responsables hicieron entrega de sendos comunicados donde exigen más inspectores especializados en siniestralidad y un Plan de Actuación que persiga la negligencia en la que incurren algunas empresas, respectivamente.

Según informaron a Europa Press los secretarios provinciales del sector de la Construcción de ambos sindicatos, Francisco Quirós (CCOO) y Francisco Ruiz Ruano (UGT), la manifestación fue convocada de urgencia el pasado 16 de septiembre después del fallecimiento cinco días antes de dos operarios en un intervalo de 24 horas.

El secretario general de Fecoma-CC.OO Granada, Francisco Quirós, acusó a la Fiscalía de la “tardanza” en resolver las denuncias y el incumplimiento del convenio de colaboración firmado entre el Ministerio Público y la Administración autonómica el pasado 30 de julio, “donde se especifica que debe paralizar las obras donde haya ocurrido un accidente por falta de seguridad en un plazo de 24 horas”.

PIDEN A LA FISCALIA UN “PLAN DE ACTUACION”

Los sindicatos solicitaron al fiscal jefe, Jesús García Calderón, un “plan de actuación” para que se persiga las negligencias reiteradas de ciertas empresas, y medidas preventivas como la actuación de oficio ante tales irregularidades “de forma permanente, sin esperar a que se produzca un accidente laboral”.

Por su parte, el secretario general de MCA-UGT de Granada, Francisco Ruiz Ruano, solicitó de la Inspección de Trabajo un aumento de la plantilla de inspectores especializados en siniestralidad laboral, “dedicados a una labor recaudatoria”, para que “visiten mínimamente todas las obras de la provincia”, labor realizada hasta ahora por los sindicatos, apuntó.

En este punto, su homólogo de CC.OO indicó que “no es posible que existan 15 o 20 inspectores, cuando hay 35.800 trabajadores de la construcción en Granada”. Ambos denunciaron que la mayoría de los accidentes laborales en el sector de la Construcción se dan en obras públicas, adjudicándolas a empresas de baja o nula siniestralidad laboral, “que, sin embargo, las entregan a empresas subcontratadas donde se registran el 90 por ciento de los accidentes”.

Según datos oficiales proporcionados por los sindicatos, Granada ocupa el cuarto lugar en siniestralidad laboral por detrás de Málaga, Sevilla y Cádiz, y el tercero en el sector de la Construcción, donde se han producido el 50 por ciento de las muertes ocurridas en lo que va de año.

Los representantes sindicales denunciaron que en el 85 por ciento de las empresas no se informa a los trabajadores de los riesgos, y en la mayoría no se les dotan de los medios y prendas adecuadas para prevenir accidentes, lo que unido a la tardanza de las sanciones “y la falta de sensibilidad de los jueces, facilita el que las empresas cambien de personalidad jurídica cuando finalmente se fija la fecha del juicio, de forma que quedan impunes para después constituirse en sociedades fantasma que siguen operando de igual modo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here