GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada juzgará mañana al alcalde de Puebla de Don Fadrique (Granada) entre 1991 y 1995 del grupo independiente FADI, Genaro M.L., por ocho delitos, tres de prevaricación, cuatro de malversación de caudales públicos y otro de infidelidad por ocultación de documentos, relacionados con cuatro presuntas irregularidades administrativas cometidas en el consistorio de acuerdo con otros tres acusados.

La Fiscalía pide para él 17 años y medio de prisión, 67 de inhabilitación, 28 de ellos para cargo público, multa de 1.800 euros y una indemnización de 157.444,11 euros, la mayoría a pagar de forma conjunta con los otros acusados, el entonces concejal Tesorero, Bernardo R.M., y los responsables de las empresas supuestamente beneficiarias de la prevaricación, Angel M.B. y Fernando B.F.

Según el escrito de acusación facilitado a Europa Press, el primero de los hechos enjuiciables se remonta a marzo de 1993 cuando el primer edil “en connivencia” con los también acusados Angel y Fernando, vendió a la empresa de éstos cien participaciones sociales propiedad del Ayuntamiento por 12.020,24 euros, haciendo constar que dicha cantidad había sido percibida ingresándola en una cuenta bancaria en vez de en las arcas municipales.

En una segunda fase de esta “maquinación”, el alcalde y Angel M.B. hicieron constar en acuerdo municipal dicha venta al tiempo que ampliaron el capital de la empresa beneficiaria de la misma aportando inmuebles municipales por valor de más de 84.000 euros, sin que constara contrapartida económica alguna, “en claro detrimento de los bienes públicos”.

Además, el fiscal acusa al entonces alcalde conceder una subvención de 47.541,40 euros aportada por la Consejería de Trabajo a un empresa de la que era administrador único para la gestión de unos cursos de formación profesional de camarero y cocinero en el municipio, sin justificar cerca de 10.000 euros del gasto, aunque dicha cantidad fue satisfecha en su momento tras la reclamación de la Junta.

Asimismo, se le imputan nuevos delitos de malversación y prevaricación por ausentarse de su cargo en varias ocasiones entre 1993 y 1995 sin dejar de percibir su sueldo como alcalde, dejando en sus funciones al tesorero y también acusado, Bernardo R.M., que de forma “incompatible” cobró un total de 8.894,98 euros en las ausencias al percibir un doble sueldo: como alcalde en funciones y como concejal, lo que a juicio del Ministerio Fiscal, vulnera la Ley reguladora de las Bases de Régimen Local y el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.

Finalmente, en octubre de 1994 “de forma auspiciada e inducida por Genaro M.R.” se acordó en pleno municipal concertar un “plan de vida-jubilación-seguros de accidentes personales” a favor exclusivamente de los concejales del grupo político del acusado por el que el consistorio abonó 4.845,79 euros.

La Fiscalía ha solicitado que se decrete la nulidad de las escrituras notariales en el primer caso, y de lo contrario Genaro, Fernando y Angel indemnicen al Ayuntamiento con 96.161,94 euros. Por el resto de los presuntos delitos solicita cuantías que alcanzan los 61.000 euros. De todas ellas, considera como responsables civiles subsidiarias a las dos empresas beneficiarias de los supuestos fraudes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here