GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)

Un investigador de la UGR propone una fórmula para medir la resistencia sísmica de edificios de hormigón armado, algo que permitirá “evitar daños” en la estructura de las edificaciones y predecir, en caso de terremoto, “qué cantidad máxima de energía sísmica puede absorver y disipar el hormigón sin riesgo de colapso”.

En un comunicado remitido a Europa Press, el director del trabajo y profesor del Departamento de Mecánica de Medios Continuos y Teoría de Estructuras de la Universidad de Granada, Amadeo Benavent, explicó que, dado que el hormigón armado es uno de los materiales más utilizado en las edificaciones españolas, “es un asunto vital anticipar el comportamiento de este tipo de estructuras, en caso de terremoto, cuando se encuentran ubicadas en zonas sísmicas, tal como Granada”.

Asimismo, sostuvo que dicha fórmula “permite evaluar la sismorresistencia de las estructuras existentes y, comparándola con la sismicidad de la zona donde se encuentra situada la construcción, sacar conclusiones sobre la necesidad o no de reacondicionarlas, ya sea mediante técnicas convencionales o con métodos avanzados como el de los disipadores de energía”.

De esta forma, señaló que dicha técnica consiste en instalar elementos especiales en la estructura que evitan que los pilares y vigas de la misma sufran daños importantes, en caso de terremoto, y añadió que “la próxima ampliación del Colegio de Arquitectos de Granada será el primer edificio de España que contará con estos elementos especiales disipadores de energía”.

Por último, indicó que este trabajo se ha publicado recientemente en la revista internacional Engineering Structures.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here