GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional detuvo ayer a un vecino del barrio granadino de Almanjáyar de 49 años de edad, M.D.M., que agredió a dos agentes cuando acudieron a arrestarlo tras la denuncia de su mujer e hija por malos tratos, una actitud violenta que continuó en las dependencias policiales.

Según informó hoy la Jefatura Superior de Policía, los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana cuando los agentes se personaron en el domicilio del presunto agresor tras la denuncia por malos tratos formulada por su mujer y su hija.

El detenido, un peligroso delincuente que cuenta con numerosos antecedentes penales, golpeó con puños y piernas a los agentes, propinándole a uno de ellos una patada en el estómago y fracturándole el dedo a otro, heridas por las que requirieron asistencia médica.

Su esposa lo había denunciado con anterioridad por amenazar continuamente a su familia, intentar asfixiarles dejando la llave del gas abierta, y haberle dado a su hija una fuerte patada en la cabeza por la que requirió su traslado a un centro hospitalario, que el detenido trató de impedir violentamente llegando a romper con una vara los cristales del vehículo en el que iba a ser evacuada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here