GRANADA, 2 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Granada restringirá la circulación a residentes y transporte público en la céntrica calle Recogidas desde el Palacio de los Patos a partir del próximo mes de octubre a través de la instalación de videocámaras, una iniciativa que funciona desde hace varios meses en los distintos carriles bus habilitados en la capital.

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), aseguró que esta nueva reordenación del tráfico se enmarca dentro del paquete de medidas puestas en marcha por la actual corporación municipal para restringir el tráfico en el centro histórico, que se completará en otoño con la regulación de la subida del Puente Blanco de los Escolapios a Puerta Real y la reformas de los sentidos del tráfico en las calles San Antón y Alhamar.

Por su parte, el concejal de Tráfico, José Antonio Balderas, indicó que la restricción también contemplará el acceso de aquellos granadinos que tengan plaza de aparcamiento contratada en el centro de la ciudad y los clientes de los hoteles, para lo cual el consistorio está elaborando un listado y manteniendo contactos con los comerciantes de la zona para conocer su opinión.

Los responsables municipales realizaban hoy este anunció durante la inauguración de las obras de remodelación de la calle Virgen Blanca, una perpendicular de calle Arabial que a partir de ahora será de doble sentido para permitir que los conductores accedan directamente a la calle Ancha de Gracia y al Centro comercial Neptuno, sin necesidad de dar rodeos que complicaban el flujo circulatorio en la zona.

Las obras, que han contado con un presupuesto de unos 60.000 euros y una ejecución de 40 días, ha consistido en la conversión del primer tramo en una vía de doble sentido, la eliminación de parte de la mediana y la instalación de ocho semáforos en el cruce con la calle Arabial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here