GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Granada ha absuelto de un delito continuado de apropiación indebida y por el que la Fiscalía había solicitado tres años de prisión y el pago de 2.430 euros de multa a Antonio P.D., acusado de haber robado presuntamente a su tío casi 100.000 euros a través de varias operaciones bancarias entre noviembre de 1999 y marzo de 2001, mientras se encontraba moribundo, “aprovechándose” de ser su familiar más cercano en Granada.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, considera hechos probados que Antonio fue autorizado por su tío de avanzada edad, Ignacio D.R., para que pudiera disponer de fondos depositados en una cuenta corriente de la que retiró 73.314 euros y que ambos firmaron un contrato de compraventa por el que el tío transfiriera un local comercial en Granada por valor de 27.045,54 euros.

Estima que Ignacio D.R autorizó a su sobrino para que dispusiera de los fondos y que “como sostiene Antonio, tales fondos fueron una donación, por lo que no puede afirmarse la comisión de un delito de apropiación indebida” y tampoco es delito de apropiación indebida el contrato de compraventa “al ser su objeto material un bien inmueble”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here