GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

El grupo parlamentario popular ha presentado dos proposiciones no de ley para instar a la Junta de Andalucía a que establezca ayudas económicas para los agricultores granadinos que han perdido total o parcialmente su cosecha de almendras como consecuencias de las heladas, así como una normativa específica para las casas cueva de Guadix, Baza y Huéscar que solucione los crecientes problemas urbanísticos que generan.

Según un comunicado remitido por la formación política, la primera de las proposiciones no de ley presentadas por el parlamentario José Torrente pretende paliar las pérdidas económicas del sector de la almendra, que alcanzan el cien por cien en algunas zonas productivas de la provincia, especialmente en el Norte, la Alpujarra, y el Valle de Lecrín.

De ahí que el PP inste a la Junta de Andalucía a establecer ayudas para los agricultores afectados por las bajas temperaturas, la elaboración de informes técnicos que incluyan una valoración de las pérdidas en la provincia y las consecuencias económicas a corto, medio y largo plazo, y que pida a los ministerios de Agricultura y Pesca, y Hacienda, ayudas para los afectados, en el primer caso, y una disminución de los porcentajes a aplicar en el cálculo de ingresos por explotaciones agrarias, en el segundo.

En la otra Proposición No de Ley pide a la Junta que inste al Ministerio de Fomento para que a través de fondos Feder se destinen partidas específicas para la correcta urbanización de las zonas ocupadas por casas cueva, y que incremente la cuantía que destina a tales municipios para que puedan extender a estas zonas los servicios municipales de agua potable y alcantarillado.

En este sentido, solicitan de la Administración autonómica la creación de un comité técnico jurídico que regule la normativa existente en esta materia, y la puesta en marcha de un programa “bien dotado económicamente” para impulsar y aumentar el Programa Especial de Infraestructura en Zonas con Viviendas Cueva a través de la Diputación Provincial.

Según los populares, el cambio de la cueva de vivienda marginal a destino turístico por sus características singulares, -entre ellas una temperatura estable durante todo el año entre 18 y 22 grados-,- ha hecho que el casco urbano de comarcas como Guadix, Baza y Húescar se “sobredimensione”, lo que supone un incremento de las infraestructuras municipales “que son difíciles de poner en marcha ante la falta de medios económicos”. Esta carencia ha dado lugar a hundimientos del terreno y la imposibilidad de encontrar compañías aseguradoras que quieran cubrir los riesgos.

Asimismo, señala que al ser un “hábitat poco frecuente en el resto de España” la legislación vigente en materia de suelo o propiedad no recoge sus particularidades, ni la titularidad de los cerros donde se construyen, por lo que diferentes ayuntamientos de la provincia han planteado en sus respectivos plenos municipales la necesidad de poner en marcha medidas para corregir estos problemas, de la que se hace eco el PP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here