GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ha asegurado que el cultivo de tabaco en la provincia está garantizado, a corto y medio plazo, debido a que el marco de regulación comunitaria del sector permanecerá estable para las cosechas 2004 y 2005.

Según afirmó el Ejecutivo central en una respuesta parlamentaria a la que ha tenido acceso Europa Press, a partir de 2006 y hasta 2007 se abre “una nueva etapa que previsiblemente determinará una adaptación dinámica de la producción de determinadas variedades y calidades a la demanda de la industria tabaquera”.

Durante este período, deben implantarse “las medidas necesarias que garanticen esta actividad de gran importancia social y económica en las actuales áreas de cultivo, que conjuntamente determinen todos los agentes implicados”.

La OCM del tabaco establece que antes de que las ayudas se disocien totalmente de la producción, los estados Miembros podrán decidir mantener algunos elementos vinculados a ésta durante un período transitorio de cuatro años.

Asimismo, una parte de las ayudas se dedicará a financiar programas de reestructuración en las regiones afectadas a partir de 2010. En esos cuatro años, al menos el 40 por ciento de las primas por tabaco tienen que pasar a formar parte de un pago único por explotación disociado de la producción.

Los Estados Miembros pueden decidir conservar hasta un 60 por ciento de aquellas en forma de pagos vinculados a la producción. Estos pagos pueden reservarse para los productores de las regiones del objetivo número uno o para los que produzcan variedades de una determinada calidad.

A partir de 2010, una vez transcurrido el período de transición, las ayudas al tabaco se disociarán completamente de la producción, el 50 por ciento se transferirá al pago único por explotación y el 50 por ciento restante, a programas de reestructuración amparados en la política de desarrollo rural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here