GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)

La mujer de 35 años de edad, Estrella P.A., que ayer resultó gravemente herida con quemaduras de segundo y tercer grado en el 98 por ciento del cuerpo, tras la explosión que se produjo en la pirotecnia María Angustias Pérez de Guadix (Granada), y que costó la vida a su marido, José Manuel F.S., de 50 años de edad, continúa en estado de extrema gravedad en el Hospital de Traumatología de Granada, según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación de Salud.

La mujer fue intervenida quirúrgicamente en la tarde noche de ayer y permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital granadino.

Sobre las 19.40 horas de ayer, tenía lugar la explosión de esta fábrica pirotécnica, ubicada en una cueva situada a las afueras de Guadix, concretamente en el camino de Lugros. La deflagración se escuchó en toda la localidad granadina.

La explosión, cuyas causas están por determinar, provocó el derrumbe parcial de la bóveda de la cueva en la que se encontraba el taller, desplomándose sobre el fallecido. Los bomberos lograron extinguir el incendio hacia las 21.10 horas e iniciaron entonces las tareas de rescate.

Según informó el Ayuntamiento de Guadix en un comunicado, los servicios municipales de Policía Local y bomberos del Ayuntamiento de Guadix se desplazaron hasta la fábrica, donde también acudieron los voluntarios de Protección Civil, Cruz Roja, equipos sanitarios del Centro de Salud y efectivos de la Guardia Civil, entre otros.

En total, cerca de un centenar de personas que trabajaron de forma coordinada y con gran profesionalidad, controlando de forma inmediata el fuego para evitar nuevas explosiones.

Además de los vehículos de los diferentes servicios que allí se personaron, han intervenido un total de cinco máquinas que levantaron los escombros hasta rescatar el cuerpo, ya cadáver, del trabajador.

Las causas de la explosión se desconocen de momento y serán ahora las investigaciones posteriores las que determinen su origen.

El alcalde de Guadix, Antonio Avilés, destacó que la empresa tiene todo en regla y cumple estrictas normas de seguridad, “como el tener los diferentes centros de trabajo separados entre sí y limitar el acceso a dos personas por centro, lo que ha evitado que la explosión haya alcanzado a más personas”, según afirmó.

Tanto el alcalde de Guadix, como el concejal de Seguridad Ciudadana, Manuel Gómez Vidal, han alabado el buen trabajo de los diferentes dispositivos desplazados hasta el lugar del siniestro, “evitando así que la desgracia haya sido aún mayor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here