GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Teresa Jiménez, instó hoy al alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, a «no acudir a la vía de la confrontación y las amenazas» en relación al metro, recordándole que una comisión de expertos de la Universidad está elaborando un informe sobre la viabilidad de soterrar parte del trazado por el Camino de Ronda, una posibilidad a la que la Consejería de Obras Públicas podría ser favorable, al menos parcialmente.

Jiménez, que aseguró que la «comparación con otras provincias no conduce a nada», mostró ante los medios de comunicación su «sorpresa» por las declaraciones vertidas ayer por el primer edil donde advirtió a la Administración autonómica que utilizará «cualquier arma» que esté en su mano para evitar la construcción de un tranvía en superficie, amenazando con reservarse el derecho a denegar la licencia de obras.

La responsable de la Junta en Granada aseguró que no utilizará la confrontación en el metro y que no cree que la busque el Ayuntamiento porque, dijo «no es la vía para solucionar los problemas», aunque señaló que estaba «extrañada» de que sea lo único que el alcalde destacó de su primer año de gestión al frente del consistorio granadino.

Por su parte, el portavoz del equipo de Gobierno local, Luis Gerardo García Royo, respaldó hoy las declaraciones de Torres Hurtado, instando a la Junta a responder a las alegaciones municipales presentadas al proyecto, que pretende que el trazado sea de superficie excepto en Gran Vía y el Camino de Ronda, aunque aseguró que está «abierto al diálogo».

Frente a Sevilla y Málaga, que tienen cuatro y dos líneas previstas respectivamente, el proyecto del metro granadino prevé una sola línea, que afectará a 200.000 personas, y 271 millones de presupuesto, y vendría a aliviar los graves problemas de tráfico que sufre el Área Metropolitana, que agrupa a más de 450.000 habitantes repartidos en 32 municipios, y que genera más de 600.000 viajes en medios mecanizados, de los que, sólo una cuarta parte se realiza en medios de transporte colectivo, con destino, en el 40 por ciento de los casos, al centro de la capital granadina.

Según el anteproyecto del metro existente, el trazado se divide en tres tramos: Albolote-Autovía de Circunvalación, Autovía de Circunvalación-Camino de Ronda, y Camino de Ronda-Armilla, con lo que se daría servicio a 138.000 ciudadanos.

El PP presentó en el último pleno parlamentario una proposición no de ley, reclamando el inicio de las obras en un plazo máximo de seis meses, un presupuesto para el próximo año de 50 millones de euros a cargo de la deuda financiera, y que se acepten «íntegramente» las alegaciones presentadas por el PP en el Ayuntamiento de Granada, último escollo, según la Junta para dar luz verde al proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí