El fiscal ofrece protección a la novia y cuñada de la víctima que niegan haber estado en el lugar del crimen

GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)

El juicio que se sigue contra Dionisio A.G., alias ‘El Dioni’, para quien el Ministerio Fiscal pide 17 años de cárcel por asestarle nueve puñaladas a un joven jienense en el recinto ferial durante las fiestas del Corpus 2002, quedó suspendido hoy después de que la novia de la víctima cambiara su declaración inicial y asegurara que no estuvo presente en la caseta donde se produjo la reyerta, su hermana ratificara dicha versión y los otros tres testigos presenciales que debían declarar hoy no comparecieran en esta segunda vista oral.

El juicio continuará mañana con la declaración de varios testigos aportados por la defensa, aunque los que que inicialmente declararon reconocer a ‘El Dioni’ como el autor material del crimen hoy han cambiado su testimonio o no han comparecido. La novia de la víctima, Beatriz C.M., que inicialmente declaró estar en la caseta de los ’40 Principales’ donde se inició la pelea, negó hoy tal extremo asegurando que se enteró de la muerte de Luis Romero Fernández a la entrada del ferial por dos vecinas, que señalaron a ‘El Dioni’ como el culpable.

Ante la insistencia del fiscal, la joven, que declaró protegida por una mampara, aseguró que no llegó a ver a su novio sangrando como inicialmente declaró, sino que cuando llegó al ferial ya había ocurrido todo y se marchó al hospital donde le comunicaron el fallecimiento. Su hermana Soledad, que en ese momento la acompañaba, ratificó dicha declaración, indicando al igual que ella, que varios testigos señalaban al acusado como el autor de las puñaladas y que la pelea «fue entre ellos dos, pero iniciada por la víctima, sin que nadie intentara separarlos».

El fiscal les recordó a ambas que de ser amenazadas pueden acudir a la Policía o a la Fiscalía de Granada, ofreciéndoles su protección y asegurándoles que se perseguirá a los autores. Sin embargo, la novia del fallecido aseguró que no tenía miedo porque no vio «nada» y que lo declarado inicialmente era falso por los nervios del momento.

El presidente del Tribunal del Jurado citó para el próximo jueves a los otros tres testigos protegidos, que serán conducidos hasta la Audiencia Provincial por la fuerza pública. Con respecto a uno de ellos, en paradero desconocido, ha solicitado que con la mayor urgencia se proceda a su localización, mientras que a los otros dos los ha multado con 150 euros por no acudir al juicio, a pesar de haber sido citados por carta y telefónicamente, recordando que podrán incurrir en un delito de obstrucción a la justicia si persisten en su negativa.

Los hechos ocurrieron a las 03.00 horas del 30 de mayo de 2002 durante las fiestas del Corpus Christi, cuando tras una primera discusión entre la víctima y el acusado por causas aún no aclaradas, ambos salieron de la caseta ferial donde se encontraban y el segundo asestó nueve puñaladas al primero, dos de ellas mortales en el pulmón y el corazón, causándole la muerte horas más tarde en el hospital por schok hipovolémico, según el Ministerio Fiscal.

‘El Dioni’, de 31 años de edad, negó ayer que fuera el autor de las puñaladas, apuntando a terceras personas no identificadas que participaron en la pelea. Aseguró no haber tenido nunca una navaja y que agredió con patadas y puños a la víctima para defenderse de ella, después de ser insultado. El acusado reconoció padecer un trastorno de la conducta fruto de su larga adicción a las drogas y haber consumido esa noche sustancias estupefacientes. Su abogado defensor solicitó la libre absolución al considerar que sólo incurrió en una falta de lesiones con la eximente de legítima defensa.

El Ministerio Fiscal solicita para él 17 años de cárcel por un delito de asesinato y una indemnización de 150.000 euros para los padres de Luis Romero, natural de Espeluy (Jaén). Por su parte, la acusación particular pide 21 años de prisión al considerar que actuó con ensañamiento y 180.000 euros en concepto de indemnización.

El juicio se prolongará previsiblemente hasta el próximo viernes, momento a partir del cual el jurado popular que enjuicia el caso deberá emitir su veredicto. Se da la circunstancia de que la madre y un hermano menor de edad del ahora acusado cumplen prisión por delitos de sangre, la primera por matar de varias puñaladas a la matriarca de una familia rival en el Centro de Salud de Cartuja, y el segundo por asesinar a un joven en la discoteca Buba Bú de Torrenueva (Granada) dos meses después del crimen del ferial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí