GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)

El Ministerio Fiscal ha elevado hoy la pena solicitada para Arbey de Jesús G.P., el joven colombiano acusado de transportar cinco kilos de cocaína de Madrid a Albolote (Granada) en un coche robado, al solicitar junto a los 11 años de cárcel iniciales una multa de 214.385,2 euros al considerar que en el delito contra la salud pública que le imputa concurre la agravante que supone la cantidad de droga incautada y su gran pureza. El juicio ha quedado visto para sentencia.

El acusado, residente en Madrid, volvió hoy a prestar declaración después de que el pasado 21 de mayo se aplazara el juicio por la no comparecencia de los policías que efectuaron su detención y ante el cambio de magistrado. El joven insistió en que fue “engañado” por un individuo no identificado que lo contrató como chófer para acompañarlo hasta Granada prometiéndole mil euros por el viaje, aunque dijo desconocer la existencia de la droga.

Los agentes contradijeron dicha versión, señalando que fue detenido cuando circulaba solo a gran velocidad en un vehículo robado a las 07.30 horas del pasado 5 de agosto, en cuyo interior encontraron una mochila “bastante visible” con 5.009 gramos de cocaína del 90,1 por ciento de pureza, valorada en 214.385,2 euros, cantidad que el Ministerio Fiscal le solicita ahora en concepto de multa.

Según el representante del Ministerio Público “está claro que fue el autor de los hechos y que su versión, llena de contradicciones, se cae por su propio peso”, señalando que “no es creíble” que esa otra persona a la que intenta inculpar se cambiara de coche y lo siguiera de cerca “cuando la Policía ha declarado que no había ningún otro vehículo a esas horas por los alrededores”.

Su abogado defensor solicitó la libre absolución, indicando que la pena de once años de cárcel es “excesiva” y que la forma de vida de su cliente “no hace pensar que sea el dueño de esa cantidad de cocaína”, en todo caso culpable de “no tomar precauciones y tomar con ligereza el trabajo que le ofrecieron”.

El joven fue detenido en el cementerio de la localidad tras una pequeña persecución policial a bordo de un vehículo Toyota Corolla gris que figuraba como sustraído. La mochila, con cinco paquetes de plástico rojo transparentes y numerados que contenían la cocaína en roca, fue encontrada en el asiento del copiloto. Tras la detención, le fueron intervenidos 150 euros y un teléfono móvil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here