La madre de la víctima es expulsada de la sala ante los gritos que profería contra el acusado

GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)

Dionisio A.G., alias ‘El Dioni’, acusado de asestarle nueve puñaladas a un joven jienense durante una reyerta en el recinto ferial durante las fiestas del Corpus de 2002, negó hoy ante el jurado popular que enjuicia el caso que fuera el autor material del crimen, apuntando como posibles culpables a terceras personas que participaron en la reyerta.

Ante estas declaraciones, la madre de la víctima, Luis Romero Fernández, de 24 años de edad, empezó a increparle y fue expulsada de la sala. Momentos antes declaró ante los periodistas que le deseaba la “silla eléctrica” e hizo un llamamiento a los numerosos testigos que presenciaron el incidente para que acudan a declarar sin miedo. Tres de estos testigos, que reconocieron a ‘El Dioni’ como autor de las puñaladas, declararán mañana protegidos junto a la novia y cuñada de la víctima.

El acusado, para quien el Ministerio Fiscal pide 17 años de cárcel por un delito de asesinato y 21 años la acusación particular, aseguró en la primera vista oral del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial, que “nunca” ha tenido una navaja, y que fue insultado y atacado por la víctima, “experta en artes marciales”, y que se defendió con los puños hasta que fue sacado de la multitudinaria reyerta por varios amigos.

Señaló que al conocer la muerte al día siguiente, “huyó por miedo a volver a la cárcel”, marchándose a Barcelona “haciendo autostop” hasta que un año más tarde “regresó a Granada para entregarse”, momento el que fue detenido por la Policía Nacional cuando huía por el tejado de la casa de sus padres.

Según el acusado, de 31 años de edad, volvió a huir porque “quería entregarse en condiciones”. También negó conocer la existencia de un revólver, cuatro navajas y un machete que los agentes encontraron en la vivienda familiar en Haza Grande, indicando que posiblemente estuvieran allí por la reciente mudanza que habían hecho, huyendo de posibles represalias de la familia de la víctima.

Su abogado defensor solicitó su libre absolución al considerar que incurrió en una falta de lesiones con la eximente completa de legítima defensa, subrayando que padece un trastorno de la conducta detectado durante el servicio militar como consecuencia del consumo durante más de diez años de sustancias estupefacientes, entre ellas, cannabis, hachís y “pastillas”. De hecho, el acusado reconoció que la noche del 30 de mayo de 2002 había consumido algunas de estas sustancias y que se encontraba desde hacía tres años en tratamiento de metadona.

Los agentes de la Policía Nacional que participaron en la investigación del caso aseguraron que cinco testigos presenciales, entre ellos la novia de la víctima y la hermana de ésta, reconocieron “sin lugar a dudas” a ‘El Dioni’ como el autor del crimen, indicando que la víctima no “tuvo tiempo de hablar” antes de morir, horas más tarde en el hospital por schock hipovolémico.

Las acusaciones sostienen que a las 03.00 horas del citado día los dos jóvenes mantuvieron una discusión “al parecer por celos” dentro de la caseta ferial de los ’40 Principales’ que se prolongó fuera de ella, momento en el que el acusado asestó “de forma sorpresiva” nueve puñaladas a la víctima, dos de ellas mortales que afectaron al corazón y al pulmón.

El juicio está previsto que continúe hasta el próximo 18 de junio con la declaración de cinco testigos presenciales y las pruebas periciales. Se da la circunstancia de que la madre del ahora acusado fue condenada recientemente a 12 años de prisión por un delito de homicidio tras matar a la matriarca de una familia rival en el centro de salud de Cartuja, y su hermano menor a varios años de internamiento por el asesinato de un joven en una conocida discoteca de Torrenueva (Granada).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here