GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)

La cantante mexicana Chavela Vargas aseguró hoy sentirse «muy García Lorca» junto a la familia del poeta, del que se declaró admiradora desde siempre, y la bailaora Sara Baras, que ayer la acompañó sobre el escenario de la Huerta de San Vicente, en lo que ha sido su primera actuación en Granada y que definió como en «sueño hecho realidad»

La octogenaria cantante, que repetirá mañana jueves a las 22.00 horas dentro de los Conciertos 2004 de la Huerta, dijo hoy en rueda de prensa que «amo a Lorca desde que nací» y que hubieran sido «buenos amigos» porque Federico, al que no pudo definir «por su grandeza», fue un «elegido de los dioses». Aseguró que el poeta «estuvo anoche presente en el concierto y en cada uno de los rincones de la casa» y que su influencia está en su forma de cantar y «en todo lo hermoso que hay en el mundo».

En este sentido, se mostró «honrada y orgullosa» de actuar en La Huerta, antigua casa de la familia Lorca convertida ahora en museo municipal, donde repasó los mejores temas de su repertorio, después de que el año pasado cancelara su cita por problemas de salud. Aseguró que esas molestias «han pasado» y su salud anda «requetebién», prometiendo volver a Granada «si no se han detenido mis pasos para entonces» de la mano de la bailaora Sara Baras, a la que considera «una hija».

Con su voz desgarrada, la cantante de 85 años de edad, comparó las rancheras con el flamenco «porque no hay fronteras que separen a las canciones» y dijo de sí misma que era una artista «poco rebuscada», calificando de «baboserías y estafa al público» aquellas cantantes que necesitan «alojarse en un hotel de cinco estrellas y 2.000 bombillas en el escenario para cantar». Señaló que hay muchas cosas que han heredado de los españoles «entre ellas el gusto por el cotilleo» e indicó que «la mayor parte de mi vida ha sido amable, incluso las enfermedades».

‘La Vargas’ como la llama su amigo Joaquín Sabina, del que tuvo palabras de admiración al igual que de Pedro Almodóvar, dijo tener recuerdos positivos hasta de la época en la que estuvo «atrapada» por el alcohol «que no me dejó huella física ni psíquica». Recordó también a la pintora Frida Kalo, a la que definió como una «gran artista y una mujer fuerte y estoica para el dolor».

Por su parte, Sara Baras dijo vivir «un milagro» al poder actuar nuevamente con la cantante mexicana y en la casa de Federico García Lorca e indicó que volverá con ella a la ciudad «siempre que el destino las vuelva a unir». La bailaora arropó anoche a su amiga en el escenario con unos pases flamencos al ritmo de ‘Verde Luna’.

La directora de la Huerta de San Vicente, Laura García-Lorca, anunció que el único concierto aún por cerrar de la programación del centro es el de la cantante Lila Dawns para el próximo mes de julio. Por los conciertos de la Huerta de San Vicente, que este año cumplen su novena edición, han pasado figuras destacadas dentro de la música como Lou Redd, Patti Smith, Paco de Lucía, Compay Segundo, Bob Dylan, Enrique Morente, Sting, David Byrne o Caetano Veloso.

Para la sobrina del poeta granadino, Chavela Vargas representa junto a todos ellos «lo más alto de la música y de la creación», calificándola de «artista integral» y señalando que para ella «también ha sido un sueño hecho realidad» el poder contar con su presencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí