Pedirá que se incorporen las alegaciones del Ayuntamiento y que se destinen 50 millones de la deuda financiera

GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP en Granada, Juan de Dios Martínez Soriano, anunció hoy la presentación de una proposición no de Ley en el próximo pleno del Parlamento andaluz exigiendo el inicio del tramo Albolote-Circunvalación de Granada del proyecto de metro del Area Metropolitana en el plazo máximo de seis meses, la incorporación de las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento, y que se contemple en los presupuestos autonómicos de 2005 una partida de 50 millones de euros para impulsar las obras, que sugiere salga de los 2.500 millones de euros de la deuda financiera.

Martínez Soriano advirtió en rueda de prensa que la «política dilatoria y la falta de voluntad política» de la Junta de Andalucía para con Granada, «frente a los metros de Sevilla y Málaga», pueden hacer que se pierdan los fondos europeos destinados a tal fin, lo que significaría, a su juicio, que la ciudad y su Area Metropolitana no tendrían metro «hasta 2007» cuando se reinicien nuevamente las negociaciones.

Según el líder popular, «no hay problemas de financiación ni de ningún otro tipo que impidan al PSOE iniciar las obras del metro», al menos en aquellos tramos no afectados por las alegaciones que el equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Granada presentó en octubre de 2003, donde propuso soterrar el metro a su paso por el centro de la ciudad.

En este sentido, aseguró que la falta de voluntad política con el metro granadino se debe al «escaso peso que el PSOE granadino ha demostrado en su partido», por lo que instó a la consejera de Obras Públicas y Transportes, Concepción Gutiérrez, a «cumplir sus numerosas promesas en lo que respecta a la licitación y adjudicación de las obras «sin escudarse en las alegaciones presentadas por el consistorio».

Por su parte, la parlamentaria popular Carolina González Vigo acusó a la Junta de cometer «una serie de traiciones y de fraude a la provincia de Granada» al dejar en manos de un comité de expertos de la Universidad el trazado del metro «mientras en Sevilla ya han empezado las obras, y en Málaga se iniciarán en breve».

Según los populares, mientras Sevilla tiene cuatro líneas previstas, una de ellas iniciada hace tres meses y un presupuesto de 428 millones de euros, con un trazado que irá soterrado en todo el casco urbano, que beneficiará a 226.000 usuarios, y Málaga contará con dos líneas, 275 millones de presupuestos, un trazado totalmente soterrado y 204.000 beneficiarios, Granada «ni siquiera tiene un proyecto, aún cuando es el menos costoso de los tres».

En Granada hay una sola línea prevista, que afectará a 200.000 personas, y 271 millones de presupuesto, según las alegaciones del consistorio, que pretende que el trazado sea de superficie excepto en Gran Vía y el Camino de Ronda, algo «viable según los técnicos municipales».

El PP aseguró que el metro «mal llamado ligero» es el remedio «más rápido y eficaz» para solventar los graves problemas de tráfico que sufre el Área Metropolitana, que agrupa a más de 450.000 habitantes repartidos en 32 municipios, y que genera más de 600.000 viajes en medios mecanizados, de los que, sólo una cuarta parte se realiza en medios de transporte colectivo, con destino, en el 40 por ciento de los casos, al centro de la capital granadina.

En dicha proposición no de Ley, dada a conocer hoy, los populares acusan a la Junta de Andalucía de haberse negado a cerrar el anillo de la primera circunvalación, de ser «incapaces» de terminar la carretera autonómica A-385 que une las localidades granadinas de Santa Fe y la Malahá, o de realizar una nueva carretera que una los municipios ubicados entre Cenes de la Vega y Otura hasta enlazar con el Suspiro del Moro.

Según el anteproyecto del metro existente, el trazado se divide en tres tramos: Albolote-Autovía de Circunvalación, Autovía de Circunvalación-Camino de Ronda, y Camino de Ronda-Armilla, con lo que se daría servicio a 138.000 ciudadanos. El grupo parlamentario del PP sostiene que el primero de los tramos debería tener un trazado en superficie, por lo aseguran que «nada impide» que las obras «se liciten e inicien de manera inmediata».

Sin embargo, tras la presentación de alegaciones por parte del Ayuntamiento, modificando el trazado subterráneo previsto por la anterior corporación socialista, la Junta «paralizó» el proyecto dejando en manos de un comité de expertos universitarios el trazado definitivo. Según los populares, esta infraestructura «lleva años en fase de estudio informativo y lo que es más grave se han incumplido todos los plazos dados por la Administración autonómica, incluso los más pesimistas».

Martínez Soriano también criticó el que los presupuestos de la Comunidad Autónoma comprendidos entre 2000 y 2003 no han contemplado las cantidades necesarias para impulsar el proyecto, que depende en un 60 por ciento de los fondos de la UE.

De ahí que presenten esta proposición no de Ley, reclamando el inicio de las obras en un plazo máximo de seis meses, un presupuesto para el próximo año de 50 millones de euros «a cargo de la deuda financiera» ya aprobada por Gobierno central y autonómico, y que se acepten «íntegramente» las alegaciones presentadas por el PP en el Ayuntamiento de Granada, último escollo, según la Junta para dar luz verde al proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí