MOTRIL (GRANADA), 2 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha realizado el mayor decomiso de droga de cuantos se han realizado este año en las tres operaciones que ha llevado a cabo los pasados días 31 de mayo y 1 de junio en Granada y que se saldaron con casi cinco toneladas de hachís aprehendidas, la detención de cuatro personas y el decomiso de dos embarcaciones y dos furgonetas.

Según informó el Instituto Armado en una nota, la primera operación la realizó el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, en colaboración con el D.A.V.A. de Motril, cuando sobre las 05.00 horas del pasado día 31 de mayo descubrió una embarcación semirrígida a unas 15 millas mar adentro, que se dirigía a la playa del Barranco de Enmedio, en el término de Salobreña.

Cuando los narcotraficantes vieron que la Patrullera de la Guardia Civil se les echaba encima, abandonaron la embarcación en la orilla tras haber alijado tres fardos de droga, huyendo por entre las rocas sin que ninguno de ellos fuese detenido.

No obstante, además de la embarcación, que transportaba 65 fardos de hachís, o lo que es lo mismo, 2.050 kilos, las patrullas localizaron y decomisaron una furgoneta Volkswagen Transporter en la que ya habían cargado 21 de estos fardos. Esta furgoneta había sido robada el pasado 15 de mayo en La Zubia (Granada).

Tres horas y media después, sobre las 08.30 horas del pasado día 31 de mayo, la Guardia Civil interceptó una furgoneta en el kilómetro 362 de la N-340, en el término municipal de La Mamola que transportaba 55 fardos de hachís, que pesaron 1.734 kilos.

Una patrulla del Destacamento de Tráfico de Motril interceptó una furgoneta Mercedes Benz de alquiler sin conductor que iba ocupada por un vecino de Alfaz del Pi (Alicante), de nacionalidad inglesa, de 47 años de edad, al observar que la furgoneta iba sobrecargada.

Los agentes preguntaron al conductor por la carga que transportaba, y éste aseguró que se trataba de cd´s, cuando lo que transportaba, según comprobaron después los guardias civiles, eran fardos de arpillera en cajas de plástico de las que se usan para la fruta, por lo que precedieron a la detención del conductor por un presunto delito contra la salud pública por tráfico de droga.

La última operación en la que ha colaborado Vigilancia Aduanera de Motril, se saldó con la aprehensión de 1.100 kilos de hachís y la detención de tres personas, y tuvo lugar a las 02.50 horas de ayer.

Todo comenzó cuando la embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Motril observó un desembarco en la zona cercana al hotel Salobreña de esa localidad, por lo que se alertó a las patrullas de la zona para que se dirigieran al lugar, por si se trataba de inmigrantes.

Una vez en el lugar comprobaron que junto a una embarcación neumática que estaba varada en la orilla, los narcotraficantes habían alijado cuatro fardos de hachís, y 32 más todavía cargados en la Zodiac, ya que se percataron de la llegada de la Guardia Civil y huyeron del lugar.

Tras rastrear la zona, la Guardia Civil localizó ocultos entre las rocas a los tres presuntos narcotraficantes de nacionalidad marroquí y procedió a su detención por tráfico de droga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí