GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Guadix (Granada) ha desmantelado una organización que operaba en toda Andalucía y que se dedicaba a la falsificación de tarjetas de crédito mediante la obtención de los datos de las bandas magnéticas y de los números secretos de las tarjetas originales utilizando micro cámaras y un sofisticado sistema informático.

Según informó la Guardia Civil en una nota, en la operación han sido detenidos dos jóvenes rumanos, S.C., de 24 años de edad, y L.G., de 29 años de edad, ambos domiciliados en la localidad sevillana de El Arahal, y en la misma se decomisaron dos ordenadores portátiles, una micro cámara, un receptor de emisión, un vídeo walkman, un lector de bandas magnéticas, todo el cableado necesario para conectar estos aparatos entre sí, numerosas cintas de vídeo, siete tarjetas falsas y 2.200 euros.

Además la Guardia Civil descubrió que uno de los detenidos acreditaba una identidad falsa mediante un pasaporte italiano falsificado y, por otra parte, que el vehículo en el que viajaban portaba placas de matrículas alemanas falsas.

La operación se inició tras un control de carretera en el área de servicio que está situada en el kilómetro 292 de la A-92, en el término municipal de Guadix (Granada), y en ella interceptó a las 03.00 horas del 25 de mayo a un turismo Volkswagen Golf con placas de matrícula alemanas que iba ocupado por dos jóvenes.

Tras identificar a sus ocupantes, los guardias civiles descubrieron que el vehículo circulaba con placas de matrícula que no se correspondían con el número de bastidor del coche, por lo que procedieron a la detención de ambos por un delito de falsificación de placas la de matrícula.

Posteriormente, la Guardia Civil consiguió averiguar que los dos detenidos no eran técnicos en informática, como ellos decían ser, sino presuntos falsificadores de tarjetas de crédito y que el numeroso y sofisticado material informático y electrónico que llevaban en el coche lo utilizaban para ese fin.

El ‘modus operandi’ que seguían los detenidos, según ha podido averiguar el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadix, era el de colocar y camuflar una micro cámara en el cajero de una entidad bancaria que estaba conectada a un radio transmisor de señal que enviaba dicha señal a un vídeo walkman.

Así, los detenidos grababan las claves de acceso a las tarjetas en el momento en el que el usuario estaba haciendo uso de ellas; tarjetas de las que habían obtenido la lectura de su banda magnética colocando un falso lector de tarjetas en la puerta de acceso al interior del cajero. Luego estos datos los grababan los detenidos en las tarjetas de crédito que obtenían gratis en centros comerciales, tarjetas que a partir de ese momento funcionaban como la original falsificada.

Hasta el momento la Guardia Civil ha esclarecido nueve delitos de robo consumados mediante este sistema y siete más en grado de tentativa, ocurridos en distintas entidades bancarias de las provincias de Huelva, Cádiz y Sevilla. No obstante la operación no se da por finalizada y no se descartan que se descubran nuevos delitos tras el análisis del material informático decomisado.

Los detenidos, tras ser puestos a disposición judicial por los delitos de falsificación de placas de matrícula, falsificación de documento público y robo, han ingresado en prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí