GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

La Cofradía de Pescadores de Motril (Granada) reivindicó una mayor implicación de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento motrileño, así como ayudas económicas para la mejora del puerto con la creación de «un varadero en condiciones y no el que tenemos ahora», según afirmó el presidente de la Cofradía de Pescadores de Motril, Francisco Barros.

En declaraciones a Europa Press, Barros dijo que con inversiones públicas en el Puerto de Motril «se mejoraría la calidad de la pesca, y se incidiría también en el proceso de comercialización, repercutiendo así en el desarrollo del sector pesquero de la comarca».

Para el presidente de la cofradía de pescadores, que agrupa a unos 300 trabajadores del sector, es necesario una ayuda importante de cara a dinamizar y mejorar las expectativas de estos trabajadores, «sobre todo ahora que están afectados por la parada biológica».

En relación a las ayudas que los pescadores de cerco y arrastre deben percibir de la Consejería de Agricultura y Pesca y que el delegado en Granada, cifró en 360.000 euros, manifestó que «debería conformarse otra forma de concretar las ayudas para adelantarlas en el tiempo, ya que los pescadores no pueden aguantar así tanto tiempo sin recibir la subvención».

La Delegación de Agricultura y Pesca en Granada concederá ayudas por valor de 360.000 euros a los pescadores granadinos afectados por el paro biológico, según informó ayer a Europa Press el delegado en Granada, Rafael Gómez, que señaló que de esta manera «la Junta de Andalucía cumple con los compromisos adquiridos con la Federación Andaluza de Cofradía de Pescadores».

El delegado dijo que no puede precisar cuándo se harán efectivas estas ayudas que afectan a la pesca de cerco y de arrastre, que dijo sería «deseable» poder adelantar, pero según precisó «esto tiene una complejidad porque la Administración debe seguir un trámite pertinente y los pescadores deben solicitar las ayudas una vez terminado el paro».

Los paros biológicos que permiten la regeneración de los caladeros en el caso de la pesca de cerco se han llevado a cabo en los meses de marzo y abril y en la pesca de arrastre se termina en el mes de mayo para volver a producirse en el mes de octubre otro nuevo paro.

La subvención a los pescadores afectados oscila «en función de la categoría profesional entre los 16 y 22 euros diarios por pescador», según informó Gómez.

El delegado se mostró «preocupado» por el sector pesquero granadino, ya que dijo que «el nivel extractivo y de capturas está disminuyendo de manera alarmante», por lo que apuntó que se hacen «imprescindibles» estas paradas biológicas.

En este sentido, Gómez dijo que «a pesar de las paros biológicos no se están consiguiendo regenerar los caladeros a un nivel adecuado», aun cuando se han adoptado medidas «como la puesta de varios arrecifes artificiales que impiden prácticas ilegales de pesca y que estimulan la regeneración del caladero».

El presidente de la cofradía de pescadores se mostró de acuerdo con el delegado de Agricultura en relación a la situación que vive el sector y dejó claro que los pescadores «sabemos de la importancia de los paros biológicos y en ningún momento nos oponemos», si bien matizó que la Junta debería adquirir una serie de compromisos en la costa para «mejorar y potenciar» este sector.

En el caso de la parada de cerco, se busca conseguir no agotar y ayudar a que se regenera especies como el boquerón, la sardina o el jurel y en el caso de arrastre se ven afectada fundamentalmente la recuperación de especies como la merluza, el pulpo y el salmonete.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí