GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 5 de Granada ha condenado a un año de prisión a un joven de 20 años de edad, Antonio A.F., por un delito de abuso sexual al considerar probado que en el verano de 2002 abusó de la hija de su primo hermano, de ocho años de edad, a quienes su padres habían dejado a su cuidado.

La sentencia, aceptada de conformidad por el acusado, ha prohibido al joven a acercarse a la niña o su domicilio durante tres años, al tiempo que le ha impuesto el pago de una indemnización de 3.000 euros para el tutor de la menor.

Los hechos se remontan al verano de 2002, cuando el acusado, que entonces tenía 19 años, se encontraba en el domicilio de la pequeña, a la que los padres habían dejado a su cargo. Al encontrarse solo con ella, y «guiado por un ánimo libidinoso», la llevó al dormitorio de su hermano donde la desnudó, cogiéndola por la cintura y obligándola a que le rozara «insistentemente» sus órganos genitales con los de él, mientras le decía «muévete».

Ante la pasividad de la niña «y el intento de ésta de huir», el acusado se levantó, no sin antes decirle «no sabes», dejando a la menor llorando en el dormitorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí