GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)

El 95 por ciento del profesorado de Educación Infantil, Primaria y Secundaria de la provincia de Granada y su alumnado, más de 10.000 personas, paró hoy su actividad durante 15 minutos y se concentraron ante los patios de los centros escolares para mostrar su rechazo a la agresión sufrida el pasado martes por un docente del colegio público San Pascual Bailón de la localidad granadina de Pinos Puente por parte de la madre de uno de sus alumnos.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de Educación de CC.OO, Antonio Sierra, manifestó su “satisfacción” por la respuesta “masiva” de la comunidad educativa a este paro convocado por la Junta de Personal Docente de Granada donde, se encuentran representados todos los sindicatos de enseñanza, ya que, según informó, “los alumnos y sus padres se han sumado a esta condena de la violencia en el ámbito escolar y para pedir que este tipo de actos sean condenados con el mayor rigor y dureza posibles, aunque inicialmente el llamamiento fue para el profesorado”.

La delegada provincial de Educación de la Junta de Andalucía, Carmen García Raya, acudió esta mañana al centro de Pinos Puente, aunque con retraso para secundar el paro, que se ha llevado a cabo de 09.00 a 09.15 por petición de los padres de alumnos que querían asistir al mismo.

Por su parte, la consejera de Educación, Cándida Martínez, condenó hoy la agresión sufrida por el docente granadino Juan Agudo, ex alcalde de Pinos Puente por IU, y ofreció su apoyo “moral y jurídico a todo el profesorado” ante conflictos como éste, solicitando la colaboración de toda la comunidad educativa “para solucionarlos de manera pacífica”.

El paro se ha desarrollado a diferentes horas en los centros “en función de sus circunstancias”, bien al inicio o al final de la actividad escolar, o en el tiempo de recreo, de 12.00 a 12.15 horas. CC.OO ha advertido que esta medida se llevará a cabo “cada vez que se de una agresión de este tipo”.

La presunta agresión tuvo lugar el pasado martes a las 14.20 horas, cuando la madre de un alumno supuestamente golpeó al profesor en el centro escolar donde trabaja causándole heridas leves. El docente denunció ese mismo día los hechos a través del abogado facilitado por la Delegación provincial de Educación de la Junta de Andalucía, aunque el juicio rápido celebrado en el Juzgado de Instrucción 5 de la capital fue aplazado tras la solicitud de asistencia letrada de la presunta agresora.

El lunes sufrió un nuevo aplazamiento después de que tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular consideraran que la calificación de falta pasara a delito de agresión al tratarse de un funcionario público, por lo que el caso pasará al Juzgado de Instrucción 4 que deberá señalar la nueva fecha de la vista oral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here