LOJA (GRANADA), 19 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Loja (Granada) localizó a las 01.10 horas de ayer un bolso de viaje en el portaequipajes de un autobús de la línea Algeciras-Madrid que contenía 10,5 kilos de hachís en pastillas envueltos en una manta de bebé, con limón para disimular su olor, del que ningún pasajero se hizo responsable.

Según informó hoy el Instituto Armado, una patrulla de la Guardia Civil interceptó el autobús e inspeccionó el equipaje, solicitando a los pasajeros que cada uno retirase el suyo, en un control de vehículos realizado en el estacionamiento de un restaurante situado en el kilómetro 183 de la A-92, en Riofrío.

Lo único que quedó fue la citada bolsa de viaje marrón y verde con 10 pequeños paquetes de cinta de embalar que contenían hachís y varias rodajas de limón para disimular el olor de la droga en el caso de que un perro policía inspeccionara el equipaje.

Con esta son ya siete las intervenciones que realiza la Guardia Civil en lo que va de año. Hasta el momento se han aprehendido 47,4 kilos de hachís y se han detenido a tres personas por presuntos delitos contra la salud pública.

RECUPERADO UN FARDO DE HACHIS EN LA MAMOLA

Por otra parte, el pasado día 14 de mayo un vecino de La Mamola (Granada) se puso en contacto con la Guardia Civil de esa localidad al localizar un fardo de hachís en el mar a tres metros de profundidad cuando practicaba pesca submarina a unos 100 metros de la costa.

Una vez recuperado el fardo del fondo del mar, la Guardia Civil comprobó que contenía 120 pastillas de hachís que pesaron más de 30 kilos, 15 de las cuales estaban descompuestas por el efecto del mar sobre ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here