Sonja Van Zanten declarará esta tarde como imputada por un delito de homicidio por imprudencia

ORGIVA (GRANADA), 10 (EUROPA PRESS)

Dos de las cuatro turistas holandesas que hasta el momento han declarado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Orgiva (Granada), Borja Arangüena, calificaron a la guía del grupo, Sonja Van Zanten, de 39 años de edad, de “irresponsable” por tomar la decisión de continuar la expedición a pesar de las malas condiciones climatológicas, que acabó con la vida de tres personas por hipotermia, un hombre y dos mujeres, el pasado jueves en Sierra Nevada.

La declaración de Van Zanten como imputada por un delito de imprudencia con resultado de muerte prevista para hoy a las 13.00 horas se ha aplazado hasta esta tarde, ya que la toma de declaraciones a todos los supervivientes del grupo, nueve en total, se está prolongando más de lo previsto por la necesidad de traducir los testimonios. El juez está autorizando a los turistas que hasta el momento han declarado el regreso a su país.

Las súbditas holandesas, que fueron las dos únicas que abandonaron la expedición voluntariamente y decidieron quedarse en el hotel, manifestaron hoy a los medios de comunicación que Van Zanten “no dijo toda la verdad de lo sucedido” en su declaración ayer ante la Policía Judicial de la Guardia Civil al indicar que “nadie les avisó del riesgo de ventisca”.

Según las dos supervivientes, los miembros del grupo le pidieron que llamara por teléfono al refugio “y ésta se negó”, a pesar de que ninguno de ellos llevaba ropa y calzado adecuado para la travesía, ya que al tratarse de Alpujarra y Andalucía “pensaron que se encontrarían temperaturas de 25 grados”.

La declaración más esperada es la de la guía de la empresa Intertrek, que ayer sostuvo ante la Guardia Civil que nunca habló con el guarda del refugio de Poqueira y que la única respuesta que efectuó en este sentido fue la de un camarero del hotel ‘La Fragua’ de Trevélez, donde se encontraban alojados, quien le aseguró que no tendrían problemas en la ascensión al Alto del Chorrillo, en Sierra Nevada, señalando que no obligó a nadie a continuar la marcha cuando las dos excursionistas antes mencionadas decidieron dar la vuelta.

El suceso se remonta hacia las 21.00 horas del jueves cuando el guarda del parque de Sierra Nevada dio aviso a los agentes de la Guardia Civil de Granada de que un total de diez excursionistas de origen holandés y de avanzada edad se habían visto sorprendidos por el mal tiempo en la zona de El Chorrillo y requerían de ayuda inmediata para poder llegar al refugio.

El Servicio de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) formado por seis agentes de la Guardia Civil se puso en marcha tras la voz de alerta y pudo trasladar a ocho de ellos al citado refugio, aunque uno de ellos falleció inmediatamente después de llegar por hipotermia. Más tarde encontraron los cadáveres de dos excursionistas que murieron durante la travesía por el mismo motivo.

Tras el atestado de la Guardia Civil, el juez de Primera Instancia número 1 de Orgiva decidió abrir diligencias previas para depurar posibles responsabilidades tanto de la empresa organizadora del viaje como de la guía, que prestarán declaración hoy ante el Juzgado número 2 de la localidad alpujarreña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here