GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Granada juzgará a partir de mañana y hasta el próximo 18 de mayo a siete individuos acusados de falsificar nóminas para obtener créditos y comprar vehículos en distintos concesionarios de Granada, Jaén y Córdoba, coches que después vendían a terceros para que no pudieran ser recuperados por la falta de pago.

La Fiscalía pide seis años de cárcel a los acusados por dos delitos continuados de falsedad y estafa, además de pagar 60.000 euros a las cuatro entidades objeto de la estafa. En concreto se trata de Angel L.G., Bartolomé P.A., Antonio M.M.A., Miguel G.G., Juan L.F.A. Manuel G.M., y Patricio S.Q., éste último en busca y captura, que actuaron junto a un octavo cómplice ya ha fallecido, Santiago M.C., según el escrito de calificaciones previas, al que ha tenido acceso Europa Press.

Los presuntos autores de la estafa compraron entre noviembre de 1996 y enero de 1997 un total de nueve automóviles, siete de ellos en concesionarios de la provincia de Jaén y el resto en Granada, un microbús, más de 10.000 euros en electrodomésticos, y una estancia en Sierra Nevada, a cargo de financieras a las que presentaron nóminas y declaraciones de impuestos falsas, después de lo cual vendían los bienes para que las empresas no los pudieran recuperar.

Su estafa fue descubierta por la hija del propietario de un concesionario de Linares (Jaén) donde adquirieron en el plazo de 15 días dos vehículos Nissan por más de 30.000 euros, y posteriormente por un empleado de la empresa de electrodomésticos, que avisó a la policía, produciéndose la inmediata detención de dos de ellos.

Los acusados llegaron a estafar más de 18 millones de euros con el mismo método en tan sólo dos meses y medio, por lo que se les imputa un delito continuado de falsedad en documento mercantil, y otro continuado de estafa, que en el caso de Miguel G.G., concurre la agravente de reincidencia, ya que fue condenado por un delito similar con anterioridad.

Según el relato fiscal, llegaron a falsificar impresos de la declaración de impuestos con etiquetas a su nombre, copias de propiedades y fincas, y nóminas en las que aparecían como ingenieros o encofradores con un sueldo superior de 1.500 euros mensuales en empresas ficticias.

El fiscal pide seis años de prisión para cada uno de ellos, además de una indemnización para las cuatro financieras estafadas que asciende a casi 60.000 euros en concepto de parte de lo defraudado. El juicio se celebrará los días 10, 11, 12, 17 y 18 de mayo en la Sección Primera de la Audiencia de Granada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here