GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)

El abogado defensor de la trabajadora en huelga del centro de acogida para mujeres víctimas de malos tratos, Isabel Narváez, ha manifestado en la celebración del juicio por el despido de esta trabajadora que la empresa ha realizado “prácticas de mala fé” hacia ésta, al haberla despedido días antes a la realización de una asamblea de trabajadoras para votar la aceptación del convenio, votación en la que la trabajadora mantendría su negativa al mismo.

Según informó la Confederación General del Trabajo de Andalucía (CGT-A) en un comunicado, al juicio que se ha celebrado hoy en la sala de los social número cinco de Granada por el despido de esta trabajadora han acudido además compañeras de trabajo y representantes del sindicato, que denunció que “casualmente” las tres mujeres despedidas, entre ellas Isabel Narváez, mantenían su negativa a la firma del acuerdo para aceptar el convenio.

En el juicio el abogado defensor de Isabel Narváez ha alegado mala fe de la empresa al despedir a estas trabajadoras días antes de la celebración de la asamblea y contratar a otras tres en sustitución de las despedidas.

Al igual que en los anteriores juicios, según informó el sindicato, la empresa mantiene el mismo argumento de finalización de contrato, a pesar de las anteriores sentencias donde se ha declarado la nulidad e improcedencias en los despidos de otras trabajadoras en las mismas situaciones.

Estas actuaciones, entre otras, y según el abogado defensor de la trabajadora, constituyen motivos suficientes para declarar el despido como nulo por violar los derechos fundamentales de la trabajadora.

Como en otras ocasiones, Agise alegó en la comparecencia judicial la finalización del contrato de las trabajadoras, siendo los contratos “de obra y servicio con duración determinada” y “acumulación de tareas”, a pesar de la real continuidad del servicio de atención de mujeres víctimas de malos tratos, al no concluir nunca el servicio contraído por Agise mediante concesión administrativa por el Instituto Andaluz de la Mujer.

El contrato es de renovación anual y no debe afectar a las trabajadoras en sus contratos laborales, según expuso el letrado defensor de la trabajadora, que defendió que el contrato entre Agise y el Instituto de la Mujer no debía afectar a las trabajadoras en sus contratos laborales, aportando además la actuación por parte de la Inspección de Trabajo de Granada a finales del pasado año cuando consideró los contratos como “fraude de ley” al declarar nulas las clausulas de temporalidad de las mismas.

En el juicio también se destacaron las sentencias de sendos Juzgados de lo Social número uno y número tres de la capital granadina en las que se declararon improcedentes los despidos por este mismo motivo de otras dos trabajadoras de esta misma empresa.

Ante estos hechos, CGT-Andalucía considera todos estos despidos nulos “al ser fruto de violaciones de derechos fundamentales de todas las trabajadoras” y subraya “las situaciones hostiles vividas por las trabajadoras que han dado la mano a situaciones deplorables”. Además el sindicato informó hoy que prepara una gran movilización a nivel andaluz entre toda su afiliación.

(EUROPA PRESS)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here