GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Granada ha solicitado tres años de prisión y el pago de 2.430 euros de multa por un delito continuado de apropiación indebida para Antonio P.D., por haber robado presuntamente a su tío casi 140.000 euros a través de varias operaciones bancarias entre noviembre de 1999 y marzo de 2001, mientras se encontraba moribundo, “aprovechándose” de ser su familiar más cercano en Granada. Asimismo, pide que indemnice a sus tres primos, como herederos directos, con 69.207,08 euros.

Según el escrito de acusación del fiscal, Antonio logró que su tío de avanzada edad, Ignacio D.R., firmara un contrato de compraventa por el que le transfiriera un local comercial en Granada por 27.045,54 euros, que nunca llegó a pagarle, mientras se encontraba ingresado en urgencias con un tumor renal, del que falleció en febrero de 2001.

Aprovechándose de su precario estado de salud, su demencia senil y el párkison que padecía, logró también que le autorizara operar en una cuenta de Caja Rural, de la que sacó 73.314,26 euros y logró trasferir a la suya la cantidad que su tío percibía por el alquiler de una cochera.

Más tarde, canceló una imposición a plazo fijo de su tío por 11.811,61 para comprarse un vehículo Citroën Xsara, y transfirió a favor de su cuenta corriente parte del importe de otra imposición a plazo fijo, quedándose con los intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here