GRANADA, 19 (EUROPA PRESS) Izquierda Unida presentará a la Dirección General de Industria y Desarrollo Tecnólogico, donde se engloban también las competencias sobre Minas, un dictamen jurídico para impugnar el perímetro de protección declarado por este organismo para la empresa balneario que explota las aguas termales de Alhama de Granada, “al considerar que el uso de estas fuentes no conlleva la propiedad de las mismas que ostentan los vecinos del municipio”, según informó esta formación.

En rueda de prensa la concejal de IU en el Ayuntamiento de Alhama de Granada, Dolores Iglesias, aseguró que el perímetro de protección dictado por Minas, que alcanza unas 250 hectáreas, “sirvió de pretexto” a la empresa que explota el balneario para cortar las aguas que vertían en las pozas en las que se bañaban los vecinos en julio de 2001.

La impugnación que presentará Izquierda Unida reclama para los alhameños “la titularidad del agua como un bien comunal, reconocido ya en 1636, y la exigencia de que sus derechos no queden conculcados por la Administración que concede a la empresa balneario un bien que no es suyo”. La concejal de Izquierda Unida en Alhama aseguró hoy que “si la impugnación ante Minas no se resuelve por la vía administrativa, habrá una denuncia por vía judicial”, mientras que Pedro Vaquero, parlamentario andaluz de la coalición, adelantó que presentará ante la Cámara andaluza una proposición no de Ley para que “la Junta de Andalucía proteja los derechos de los ciudadanos de Alhama que se han visto atropellados por una decisión que vulnera la Ley por la que se ha concedido a una empresa la titularidad sobre un bien que no puede darse”. El corte del agua que la empresa que explota el balneario efectuó en julio de 2001 provocó airadas protestas entre los vecinos de Alhama que llegaron a constituir una ‘Plataforma en defensa del Agua Caliente’. Las manifestaciones que reclamaban el derecho de uso de las termas se saldaron con la denuncia, por parte del balneario, de cinco de sus integrantes que resultaron absueltos tras la celebración del juicio correspondiente, informó IU.

“Tanto los integrantes de la Plataforma como Izquierda Unida continuaremos luchando para que se devuelva a los ciudadanos el derecho al disfrute del agua caliente por lo que utilizaremos todas las vías legales para conseguir que la Administración restablezca el uso comunal de este bien y elimine el perímetro de protección concedido al balneario”, explicó Dolores Iglesias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here