El Ayuntamiento refuerza la Policía Medioambiental para hacerla más efectiva en la lucha contra las pintadas “que suponen una agresión a nuestros edificios y elementos patrimoniales”. Así lo ha manifestado hoy el concejal de Seguridad Ciudadana, César Díaz, durante la comparecencia informativa posterior a la Junta de Gobierno.

Según ha informado, durante el año 2019 se han producido por parte de la Policía Local un total de 57 actuaciones relacionadas con los graffitis, que se concretan en 29 informes, 24 denuncias y 4 diligencias. Díaz ha destacado además la nueva organización de la policía “encaminada a dedicar el máximo esfuerzo en controlar y perseguir este tipo de agresiones, que para nosotros es un objetivo prioritario”.

En este sentido, junto al incremento de unidades adscritas a la Policía Judicial, Medio Ambiente y las Patrullas de Barrio, el edil ha anunciado una mayor presencia preventiva en todos los puntos críticos en los que suele haber agresiones al patrimonio, una mayor coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía –incluso con patrullajes conjuntos- y el impulso de una sección especializa dentro del Unidad de Medio Ambiente para la lucha contra este problema.

“Ya tenemos mucha información sobre qué tipo de pintadas se producen, qué elementos son comunes entre la personas que agreden el patrimonio y hay unos patrones de conducta que nos pueden llevar a determinar el origen de estas pintadas. Toda esta información la estamos procesando en la sección especializada dentro de la Unidad de Medio Ambiente y creemos que, también en coordinación con las unidades adscritas a Policía Judicial y a Patrulla de Barrio, nos permitirá reforzar de manera importante nuestro control sobre este tipo de agresiones”, ha concretado.

César Díaz ha enmarcado también dentro de la apuesta municipal por eliminar estos ataques al patrimonio, la decisión de ampliar el plazo de licitación en el procedimiento abierto de adjudicación del contrato para la eliminación de graffitis. La medida, aprobada esta mañana por la Junta de Gobierno, pretende facilitar la participación de las empresas interesadas. “Creemos”, ha señalado Díaz, “que una de las primeras herramientas para perseguir este tipo de agresiones es esta licitación, para eliminar las pintadas en edificios y elementos patrimoniales”.

Por último, el concejal responsable de Seguridad Ciudadana ha concluido que las medidas que está impulsando el Ayuntamiento no son incompatibles con la voluntad del actual equipo de gobierno de “cuidar las expresiones de arte urbano”. Para ello, ha dicho, el Consistorio “va a buscar un mayor número de espacios dentro de la ciudad, que puedan acoger este tipo de expresiones de arte urbano. Eso sí, vamos a ser absolutamente vigilantes y perseguiremos las muestras de vandalismo contra el patrimonio”.

Como ejemplo, César Díaz se ha referido a la petición de los vecinos de Santa Adela “para que el interior de estos edificios pueda albergar algún tipo de graffiti elaborado y nos parece que puede ser una buena ocasión de fomentar estas expresiones de arte urbano. No así el vandalismo, frente al que vamos a ser absolutamente inflexibles”, ha concluido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí