La formación entiende la necesidad de una ordenanza que regule la circulación de los vehículos llamados de movilidad personal o urbana, que incluyen patinetes eléctricos y segway entre otros, y defiende que deben circular por las calzadas y en caso de subir a las aceras o calles peatonales, debe ser bajando del vehículo y circulando a pie

Hoy se han hecho públicos algunos detalles del borrador de la ordenanza municipal que regulará la “Circulación de Peatones, Ciclistas, Movilidad Compartida y Vehículos de Movilidad Urbana”. Vamos, Granada encuentra necesaria la regulación de los vehículos llamados de movilidad personal, como son los segway o los patinetes eléctricos, y les parece fundamental priorizar en esta ordenanza la protección a los peatones. En palabras de Marta Gutiérrez, concejal y portavoz de la formación, “lo que se ha adelantado acerca del borrador de la Ordenanza, que se les permita circular en aceras y zonas peatonales de más de 4 metros, limitando su velocidad a 6km/hora, no tiene ninguna lógica, porque caminando a paso normal se alcanzan los 5km/hora, y permitir una velocidad mayor haría que las personas a pie se sientan inseguras. Lo lógico cuando se quiera acceder con uno de estos vehículos a una zona peatonal, es bajarse de ellos y continuar a pie llevando el vehículo al lado, sea bicicleta o patín”.

La concejal defiende que estos aparatos, igual que las bicicletas, son vehículos, que circulan a una velocidad bastante mayor que la de los peatones, y por tanto, su lugar natural de circulación debe ser la calzada, y además cumpliendo las normas de circulación, pararse en los semáforos y en los pasos de peatones, señalar los giros, etc. ”Encontramos algunos modelos de patinetes eléctricos que incluso llevan incorporados asientos y pueden alcanzar una gran velocidad y circulan de forma silenciosa, de modo que los peatones no los oyen llegar, e insistimos, las aceras y las áreas peatonales deben ser de uso exclusivo peatonal. Las bicicletas, monopatines eléctricos y segway deben circular por la calzada”.

Vamos, Granada pone como ejemplo el de otras ciudades españolas donde ya se ha regulado, en Madrid no se permite circular estos vehículos por áreas peatonales, aunque sí por parques y jardines con una limitación de 5km/hora y priorizando al peatón; mientras que en Barcelona se han establecido diferentes categorías para estos vehículos según su estructura, peso y velocidad y sólo se permite circular por la acera a los más pequeños y con limitaciones. La formación apunta que en Granada, las características especiales de nuestras calles, mucho más estrechas, hace desaconsejable hacer excepciones y concluyen señalando que, “las personas viandantes bastante tienen con evitar la multitud de obstáculos en las aceras, relacionadas con la movilidad del automóvil :señales, luminosos, barreras defensivas, bolardos,etc” y agradecen la rápida respuesta del área de Movilidad del Ayuntamiento en facilitar el borrador. .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here