La portavoz de la Plataforma Ciudadana en Defensa de un Transporte Público de Calidad, Mari Carmen Enguix, ha denunciado esta mañana “los recortes en los horarios de los autobuses interurbanos sufridos en todo el Área Metropolitana” desde la puesta en marcha del metro de Granada. De la misma forma, ha llevado a cabo la lectura del manifiesto fundacional de esta Plataforma, en el que ha subrayado la necesidad de disponer de “un servicio público cuyo objetivo fundamental no sea el beneficio económico. Un sistema público diseñado con la participación ciudadana y revisado periódicamente por la ciudadanía y sus representantes. Y mientras tanto, volver a la situación previa”. Y lo ha hecho en un acto público celebrado en la Plaza del Carmen, donde ha recordado que la entrada en vigor del tranvía ha traído consigo una reducción en las expediciones de la línea 156 en Churriana del 30%. “Antes teníamos 20 minutos de frecuencia y ahora se ha pasado a 25 y, en algunos intervalos, hasta a 50 minutos. Ha habido un cambio de empresa. Alsa se ha quedado con la línea de siempre y nos han quitado vehículos para pasarlos a otras líneas sin utilidad ni usuarios. Nos han dificultado los problemas para ir a trabajar, a estudiar y a hacer nuestra vida diaria”, ha explicado Enguix.

“Los cambios de los horarios afectan a todo lo que forma parte de Atarfe, Armilla, Churriana, Las Gabias, Vegas del Genil, Maracena y en definitiva el Área Metropolitana”, ha proseguido. Precisamente los vecinos de Maracena han tenido que ver cómo la línea 121 ha pasado de 31 servicios diarios a 14 y la 120 de 10 a tres; lo que trasladado a porcentajes supone una pérdida del 55% y el 70% de las expediciones, respectivamente. Además, el 121 ha dejado de circular los sábados, ha reducido su frecuencia de media hora a una hora y, por si esto fuera poco, no realiza ningún viaje entre las 14:00 horas y las 18:00 horas entre semana.

Enguix ha criticado que desde el Consorcio y las empresas se incida en la mentira de que “el número de usuarios ha bajado a consecuencia del metro, cuando eso no es cierto”. “Cuando el metro entró en vigor pensamos que se iban a poner las líneas de autobuses al mismo nivel que el tranvía, que íbamos a avanzar y que íbamos a tener un amplio nivel de transporte público; y no es lo que han hecho. Hay pueblos a los que el metro no llega”, puntualizó. Preguntada sobre si ha habido contactos con el Consorcio de Transportes, Enguix ha expuesto que “se ha intentado, lo que pasa es que los medios para poder entrar en el Consorcio son muy difíciles”. “Hemos tenido reuniones con el alcalde de Churriana y hemos intentado hablar con el delegado, pero nos han abierto las puertas”, ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here