El grupo de UPyD en el Ayuntamiento de Granada ha emitido un comunicado en el que descarta las interpretaciones extremistas de la Toma de Granada, bien por ser racistas o xenófobas, bien por negar la evidencia de un hecho histórico que ha contribuido a formar el país que hoy somos. Éste es el contenido literal del comunicado:

 Un año más, se acerca la fecha de la celebración de la Toma de Granada y desde Unión Progreso y Democracia nos tememos que, una vez más, se reproduzca la polémica sobre este acto, que viene celebrándose en la ciudad desde tiempos inmemoriales y que forma parte de sus tradiciones más arraigadas.

Hasta los años ochenta, cuando se suscitóla polémica en base a la interpretación que unos u otros le dieron a esta fecha y sus fastos, los granadinos nos limitábamos al acto festivo de contestar: ¡qué! o ¡viva!, a las llamadas del concejal de turno, con el interpuesto de la Marcha Real, cuestión que culminaba con unas cervezas y sus consabidas tapas.

Ya se ha escrito bastante sobre lo que supuso aquel acontecimiento histórico, lejano ya más de cinco siglos de nuestros días, para unos nefasto y para otros el principio del concepto actual de España y sobre las extrapolaciones políticas extemporáneas, que se han producido por uno u otro bando, para llevar a nuestros días confrontaciones artificiosas, que la mayoría de los granadinos actuales, ni sentimos, ni compartimos.

La Historia es la que es y en nuestra mano no está cambiar el pasado, sino construir el futuro, y quizá no esté de más recordar de dónde venimos y como nos construimos, en un momento en que nuestra historia se cuenta de 17 formas diferentes. Nuestras preocupaciones como ciudadanos, deben dirigirse al diseño de lo que la mayoría pensemos que debe ser nuestro devenir y no perder energías en confrontaciones estériles.

En Unión Progreso y Democracia abogamos por una Granada multicultural, multiétnica, respetuosa con todas las creencias y religiones, universitaria, monumental, turística, tecnológica, potenciada en el sector agroalimentario-ecológico, respetuosa con su excepcional entorno medioambiental y donde todo el que nos visite, quede atrapado por su encanto y diversidad.

Si para ello, tuviésemos que dar algún retoquea los actos conmemorativos de la toma/conquista/capitulación/rendición o como se la quiera llamar, pongámonos de acuerdo entre todos y despojémosla, si es que la hubiere, de cualquier connotación ofensiva, tanto política comoreligiosamente, para devolverla a su naturaleza festiva tal y como ha sido en los últimos siglos.

Todo ello, sin menoscabo eindependientemente de poner en el lugar que se merecen, los muchos insignes conciudadanos que, a lo largo de la historia, esta ciudad ha dado a luz.

Tremolación del pendón real  en los actos de la Toma de Granada

1 Comentario

  1. Excelente artículo. Muchos ven a Isabel de Castilla, una figura despiadada sin embargo, fue ella quien prohibió a Cristóbal Colón la venta de los pobladores del territorio americano como esclavos. Ella misma dijo, que indios americanos eran hombres libres tal como los habitantes de Castilla. Los esclavos que Colón llegó a vender fueron rescatados y devueltos a su tierra originaria de esta manera, recuperaron su libertad.
    Isabel La Católica prohibió la esclavitud de los guanches en 1478, la de los indios en 1501, liberó a los solariegos castellanos en 1480 y a los payeses catalanes en 1486; según Dumont en 1492 compro los esclavos musulmanes de Castilla para emanciparlos…« quiso reformar las costumbres del clero.Isabel entrega unos 300 millones de euros actuales a los pobres. “Me admiran profundamente las normas que ella daba para [los indios, a] quienes denominaba sus súbditos. Encomendaba en todas sus cartas y en todas sus cédulas reales que tuvieran en cuenta que eran sus súbditos, y no siervos, y que amaba a sus súbditos de ultramar. Y con ese espíritu, la reina pidió que se les dieran no más de ocho horas de trabajo, que no trabajaran sábados ni domingos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here