La portavoz y única concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, Mayte Olalla, ha presentado una moción para que el Ayuntamiento recupere la concesión del servicio de limpieza en base, principalmente, a argumentos económicos.

La reciente huelga de recogida de basuras ha creado un serio problema de imagen a una ciudad eminentemente turística como Granada (por cuestión del clima no se ha producido una emergencia sanitaria) y ahora toca buscar soluciones para que las imágenes de montañas de asura no vuelvan a ser las únicas que se vean de nuestra ciudad por televisión.

huelga de basuras en Granada

A continuación, el texto íntegro de la moción presentada en el Ayuntamiento por el Grupo Municipal de UPyD Granada

Excmo. Sr. Alcalde:

Dña. María Teresa Olalla Olmo, como portavoz del Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Ayuntamiento de Granada, en virtud del artículo 130 del nuevo Reglamento Orgánico Municipal y demás normativa concordante, desea presentar para su toma en consideración en la próxima sesión plenaria del día 25 de enero de 2013, la siguiente

MOCIÓN

Desde UPyD Granada ya se advirtió en el pasado mes de diciembre a consecuencia del Pleno de Aprobación Inicial de los Presupuestos 2013 para la ciudad de Granada que había que cambiar la forma de gestionar el servicio de limpieza y recogida de basuras de la ciudad.

Actualmente tenemos un servicio deficitario en limpieza, ya que, año a año empeora y sin embargo es de los más caros de España. A su vez, el servicio de recogida de basura es también de los más caros de España. Por un lado estos servicios suponen para el erario público un 13,8% del total del presupuesto de este año, por tanto una de las partidas más importantes del presupuesto. Además se trata de dos de las principales competencias de cualquier consistorio.

Sin embargo por parte del equipo de Gobierno para solucionar el problema se decide cobrar más a la ciudadanía por la recogida de basuras, incrementando la factura por este concepto un 7% anual hasta 2017, lo cual supondrá un incremento de un 45% con respecto a lo que se pagaba en 2012.

El resultado final es que anualmente se ha ido pagando más y más a la empresa INAGRA sumando ambos conceptos y sin embargo la ciudad está cada vez más sucia y a la Ciudadanía se le cobra más y más por recoger su basura. Para colmo, durante años y años, no se ha presupuestado lo que realmente se sabe que cuesta este servicio, lo cual ha supuesto una deuda acumulada de 45 millones de euros que se negoció pagar en 10 años a un 2% de interés y sin embargo, con el pago a proveedores, se pagó en 2012 de una vez a un 5% de interés, que va a un banco en vez de a una empresa de la que en parte este Ayuntamiento es dueña.

La mala gestión está más que demostrada y avalada por una deuda millonaria irresponsable, los intereses que además estamos pagando a causa de dicha irresponsabilidad y el coste de uno de los servicios más caros del país.

Es por eIlo que UPyD solicitó que este servicio se asumiese desde el Ayuntamiento. Por un lado, se eliminaría el beneficio empresarial que ha venido siendo un 15% en los últimos años lo cual supondría un ahorro de 5,6 millones de euros anuales, sólo por esta variable. No obstante, teniendo en cuenta que el consistorio es parte de la empresa y tenemos un 20% de la misma esto supondría realmente un ahorro final de 4,5 mil1ones. Además, si bien entendemos que es injusto plantear desde la empresa que el problema actual viene por parte del coste laboral y no se plantee tocar su beneficio industrial, creemos que efectivamente el convenio laboral actual es del todo injustificado sobre todo en estos tiempos de crisis, para todos los estamentos de la empresa, principalmente para los directivos que cobran cantidades astronómicas. Por eIlo, entendemos que la plantilla debiera de asumirse por el Ayuntamiento y cobrar en función de los parámetros laborales del mismo, lo cual racionalizaría los salarios y conllevaría como mínimo un ahorro de más de 8,7 millones de euros, teniendo en cuenta que el salario más bajo de INAGRA está en los 30.300 euros brutos anuales, que el máximo está en algo más de 100.000 según las informaciones volcadas por los medios de comunicación en estos últimos días. Así, la media de sobre sueldo de la empresa tomando como referente la diferencia entre un operario del Ayuntamiento y un peón de limpieza/recogida, la diferencia entre personal administrativo y personal directivo, la diferencia media de estas tres categorías supone un 67,9% más de sueldo medio en la empresa INAGRA con respecto a lo que cobra el personal del Ayuntamiento por funciones y/o responsabilidades similares.

Además, al ser una empresa la que Ileva a cabo el servicio, ésta tiene que remitir al consistorio una factura con el correspondiente 10% de IVA, lo que implica que de los 37,1 millones de euros que se le va a pagar a la empresa en 2013, 3,7 millones son para pagar dicho IVA. Es decir que sólo porque este servicio lo presta una empresa y no el propio Ayuntamiento nos está costando el servicio un 10% más. ASÍ, la externalización de este servicio supone un coste de un 25% más sólo en concepto de pago de IVA más beneficios industriales de la empresa, o lo que es lo mismo, darle el servicio a un tercero en vez de hacerlo de forma directa supone 9,3 millones de euros más anuales.

Por tanto, teniendo en cuenta todas las variables mencionadas, el ahorro total si se asumiesen ambos servicios supondría 18 millones de euros mínimo, es decir que ambos servicios nos supondrían en 20l3, 19,1 millones frente los 37,1 millones de euros anuales actuales, es decir nos cuesta un 94,2% más, casi el doble de lo que realmente debiera costar.

Así mismo, desde UPyD recordamos que este tipo de externalizaciones recortan el control democrático de la gestión de lo público al privar a la oposición del acceso a las cuentas y el devenir de estos servicios, al estar en manos de empresas privadas o participad as en menos de un 50% por parte del consistorio. Esta es una prueba más de hasta qué punto es una falacia el que la gestión privada sea mejor y más barata que la pública. No sólo no es más barata sino mucho más costosa y se impide a la vez la supervisión de competencias directas básicas en este caso de los Ayuntamientos. A su vez, este tipo de técnicas potencia el clientelismo puesto que el acceso a los puestos de trabajo que genera la cobertura de cualquier servicio prestado de forma indirecta, deja de cumplir con los requisitos que por Ley se establece para acceder al trabajo en la administración pública: mérito, capacidad e igualdad de oportunidades. Estas empresas seleccionan sin tener que dar cuentas a nadie y así nos encontramos con un obvio nicho de empleo a disposición del gobierno de turno que puede “sugerir a las empresas clientes” la contratación de determinadas personas.

Por otro lado se pretende, desde el actual Equipo de Gobierno, tras los últimos problemas laborales de la empresa INAGRA, dar a entender que nada tenemos que ver en dicho conflicto, siendo como somos principal y único cliente de la empresa además de dueños del 20% de la misma, y cuando el Alcalde de la ciudad es además el Vicepresidente del Consejo de Administración de la misma. Cuando se trata de una de las principales competencias de cualquier consistorio como establece la Ley y siendo el coste de dichos servicios uno de los más altos de España además de suponer una de las cuantías de gasto más representativas de nuestro presupuesto. Entendemos que hacer oídos sordos a un conflicto como el que tiene la ciudad sitiada es una clara dejación de funciones. Es competencia de este Ayuntamiento que la limpieza y la basura de la ciudad sea atendida y de facto no está siendo así. El que la gestión de una de sus mayores responsabilidades como gobierno de la ciudad se la encargue a un tercero, no exime de la responsabilidad final que es dar dicho servicio a la ciudadanía, al margen de quienes haya designado el equipo de Gobierno para ello. La ciudadanía nos elige y nos paga para llevar a cabo una serie de funciones y servicios de forma comunitaria, colectiva, porque sencillamente es la manera democrática, más útil y más eficiente de solucionar estos problemas comunes a las personas que vivimos en un mismo lugar. La Ciudadanía es quien nos paga, a la que nos debemos y la que nos pone aquí para solucionar precisamente estos problemas. Por tanto no se puede intentar evadir una responsabilidad directa del consistorio y mirar para otro lado.

Por todo ello, nuestro Grupo Municipal propone la adopción de los siguientes

 

ACUERDOS

  1. Que se ponga en marcha la asunción directa por parte del Ayuntamiento de Granada del desarrollo de estos servicios
  2. Que se asuma el personal de la plantilla de INAGRA dado de alta a 31 de diciembre de 2012.
  3. Que se homologue a dicho personal salarialmente a las remuneraciones según categorías y funciones, que se establecen para el personal del Ayuntamiento de Granada.
  4. Que desde ya, este consistorio forme parte activa en la solución del problema actual entre la empresa, de la que formamos parte, y sus trabajadoras y trabajadores, proponiendo para la solución del mismo como premisa de partida un recorte de los beneficios industriales por parte de la empresa antes de pedir sacrificios a su plantilla
  5. Que se devuelva de oficio a toda la Ciudadanía granadina el cobro de la tasa por servicios de basura no prestados a raíz de la huelga

Y para que así conste y tenga los efectos que sean oportunos y correspondan, firmo este escrito en Granada, a 17 de enero de 2013.

LA PORTAVOZ DEL GRUPO MUNICIPAL DE UPyD

María Teresa Olalla Olmo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí