La Diputación Provincial de Granada denunciará ante el Tribunal Económico-Administrativo la situación a la que se están viendo sometidos 27 municipios que tienen pantanos o infraestructuras hidráulicas catalogadas como Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICES) por los que la Junta de Andalucía no paga los impuestos correspondientes desde el año 2011. Estos impagos suman una deuda de 6,4 millones de euros que afecta a las economías de estos municipios que tienen en los BICES en muchas ocasiones su principal fuente de ingresos.

 

En rueda de prensa hoy en la Diputación Provincial, el vicepresidente segundo, José Robles, que ha estado acompañado de la diputada delegada de Economía, Contratación y Patrimonio, Inmaculada Hernández, ha informado de la preparación de esta denuncia a la par que ha vuelto a exigir a la Junta de Andalucía el pago de estos atrasos que suman los 3.989.992 euros en el año 2011, y 1.159.563 euros. Son 5.149.555 euros a los que hay que sumar 1.029.911 euros por el 20 por ciento de recargo de apremio, y 256.466 euros en concepto de intereses de demora. En total, 6.435.932 euros.

deuda bienes inmuebles caracteristicas especiales

La situación para muchos de estos municipios es insostenible, y el Servicio Provincial Tributario dependiente de la Diputación de Granada ha hecho anticipos de hasta 5 millones de euros por este concepto adelantando unos tributos que son imprescindibles en muchos casos para el pago de nóminas y a proveedores, hacer inversiones y, en la medida de sus posibilidades, generar riqueza y empleo. “Una vez más, la Diputación de Granada está actuando como financiera de la Junta de Andalucía”, ha aseverado la diputada delegada de Economía, Inmaculada Hernández.

 

En el ejercicio 2012 se da la circunstancia de que los municipios integrados en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, cuyas competencias han vuelto a la Administración General del Estado, sí han cobrado el impuesto de los pantanos. Por el contrario, aquellos enclavados en la Confederación Hidrográfica del Sur, dependiente de la Junta de Andalucía, han seguido acumulando deudas. Como ha explicado Inmaculada Hernández, los alcaldes consideran los impagos de la Junta de Andalucía una práctica sistemática con lo que un municipio ya ha pedido 50.000 euros correspondientes al adelanto de 2013 del impuesto de BICES.

 

Por su orografía, la provincia de Granada cuenta con numerosos pantanos y embalses catalogados como BICES. Existen casos como Órgiva donde los impagos superan los 900.000 euros de los ejercicios 2011 y 2012. A Güéjar Sierra se le adeudan 1.128.490 euros y a Castril 323.278 euros por el año 2011.  A Cuevas del Campo, la Junta de Andalucía le adeuda 158.550 euros, a Colomera 126.761 euros y a Arenas del Rey 109.161 euros. La deuda supera los 300.000 euros en el caso de Lanjarón.

 

“Cuando el titular es la Junta de Andalucía, decide no pagar los impuestos”, ha resumido la  diputada delegada de Economía, Contratación y Patrimonio, Inmaculada Hernández, que ha destacado que “no estamos reivindicando cumplimiento de convenios, subsidios o ayudas, estamos pidiendo que pague los impuestos como hacen todos los ciudadanos”.

 

“A una administración no podemos embargarle el sueldo, la nómina o un bien, a diferencia de los ciudadanos”, ha añadido Hernández que ha indicado que “la Junta de Andalucía se ampara de manera casi ruin en que no podemos señalarle ningún bien para embargar”.

 

Para el vicepresidente segundo, José Robles, “lo que está haciendo la Junta de Andalucía con muchos ayuntamientos es llevarlos a la quiebra” pues hay municipios que se han tenido que acoger como consecuencia de estos impagos al Plan de Ajuste del Ministerio de Hacienda con las consecuencias que ello tiene para sus vecinos a los que “la Junta de Andalucía que hace un llamamiento a no pagar sus impuestos con esta actitud”.

 

“No estamos hablando de cifras pequeñas”, ha reseñado el vicepresidente segundo, José Robles, que ha hecho referencia a la respuesta por escrito del consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en el Parlamento andaluz al ser preguntado por los impagos de los impuestos de los BICES. “Esos pagos tienen carácter prioritario, si bien están sujetos a la disponibilidad presupuestaria”, finaliza la respuesta del consejero. En realidad, según ha destacado Robles, solo se han abonado las tasas de tres centrales hidroeléctricas por valor de 18.000 euros cuando se acumula una deuda de casi 4 millones de euros sin intereses solo en 2011.

 

En contrapartida, el Servicio Provincial Tributario sí está adelantando estas cantidades, según ha recordado José Robles que ha criticado la “indefensión total” de los ayuntamientos frente a una administración autonómica “morosa” a la que pagan un “canon injusto de aguas” si bien “no sabemos donde están las inversiones que hay que hacer en infraestructuras”.

 

Así, municipios como el de Güéjar Sierra del que José Robles es alcalde, se han visto beneficiados del paso a la administración estatal de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en 2011. “Por primera vez en la historia desde 1997 que el Tribunal Supremo obligó al Estado a pagar el IBI de los pantanos, el Estado ha pagado de manera regular, a pesar de la alarma social que creó el PSOE en abril del año pasado cuando dijo que estaba en riesgo el cobro del IBI de los pantanos en 2012”, ha señalado José Robles que ha añadido que “si bien se ha demostrado que aquello no era cierto, hay que tener la cara muy dura para salir denunciando la situación de 2012 y no la de 2011 que depende de la Junta de Andalucía” que recibió del Estado el dinero para ingresar a los municipios.

 

“Desde la lealtad institucional, hay que preguntar a la Junta de Andalucía y al PSOE dónde han echado el dinero que les transfirió el Estado para pagar la contribución de los pantanos en el año 2011 en la Cuenca del Guadalquivir dónde está ese dinero”, ha enfatizado José Robles que ha concluido señalando que “la tomadura de pelo del PSOE con la provincia en este caso no tiene nombre” con distintas fechas dadas por el delegado territorial de Economía de la Junta de Andalucía “que ya no dice nada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here