La Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Granada llevarán a sus respectivos plenos el próximo 25 de enero una moción en la que instarán a la Consejería de Cultura a iniciar el expediente para la declaración del ceremonial conmemorativo del Día de la Toma de Granada como Bien de Interés Cultural (BIC). Se solicita a la Junta de Andalucía también que, de acceder a dicha declaración, dé instrucciones al Instituto de Patrimonio Histórico Andaluz para que se incluya la fiesta en el Catálogo General de Patrimonio Histórico. La moción también recoge la disposición a dar cuenta de esta iniciativa a todos los grupos políticos representados en el Parlamento andaluz y el Congreso de los Diputados.

 

En la exposición de motivos de la moción quedará reflejado que en Granada, “sin interrupción conocida”, se participa desde 1493 en la conmemoración “del suceso acontecido en la mañana del día 2 de enero de 1492” en la que se tremoló en la Torre de la Vela de la Alhambra el Pendón Real de Castilla poniendo fin a la Reconquista y con ello a la Edad Media en España.

 

El ceremonial protocolario de 494 años de antigüedad y constancia es de corte renacentista, con claras aportaciones barrocas y con anclajes en el medievo, y fue tomado del ceremonial de la festividad de San Clemente en la que la ciudad de Sevilla celebra su conquista por disposición del rey Fernando III el Santo.

RP DIA DE LA TOMA 2

En su rueda de prensa conjunta de hoy en la Diputación, los portavoces de la Diputación Provincial, José Torrente, y el Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero, han reflejado el afán de ambas instituciones por reforzar de cara al futuro la conmemoración de este acontecimiento histórico sin entrar en polémicas con otros sectores de la sociedad. “Conmemorar no es en absoluto celebrar nada contra nadie”, ha especificado a este respecto José Torrente que ha pedido a la Junta de Andalucía que, pese a las declaraciones de su director general de la Memoria Democrática, dé inicio “democráticamente” el expediente para el estudio de la declaración como BIC del Día de la Toma. Ello ya daría una protección específica a esta conmemoración independientemente del resultado final del proceso.

 

“No pretendemos establecer un criterio de enfrentamiento contra nadie”, ha proseguido el portavoz del equipo de Gobierno provincial, José Torrente, que ha incidido en la necesidad de proteger de cara al futuro “la singularidad de un ritual que también es una reliquia histórica” en cuya “preservación” hay que trabajar para “transmitirla a las futuras generaciones”.

 

“En la España democrática de hoy hay convivencia libre y plural” y ello es compatible con “impulsar una singularidad trascendental para la historia” como es la Toma de Granada por los Reyes Católicos, ha aseverado el portavoz del equipo de Gobierno provincial.

 

Ello supuso el nacimiento del Estado moderno, y la unificación histórica de la Península Ibérica pretendida por el ideal de reconquista desde el momento mismo de la invasión musulmana en el año 711. Como recoge la moción conjunta de Diputación Provincial y Ayuntamiento de Granada, esta “gesta de magnitud universal” está contrastada científicamente por historiadores como Manuel Jiménez González, Antonio Domínguez Ortíz “sin olvidar a don Claudio Sánchez Albornoz, a Vicens Vives o a Américo Castro”.

 

“La festividad de la Toma de Granada forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial o Patrimonio Cultural Intangible de España, según lo previsto en las declaraciones de la UNESCO para la salvaguarda del patrimonio cultural no tangible, conocido como inmaterial”, prosigue la moción que verán el 25 de enero los plenos del Ayuntamiento de Granada y la Diputación Provincial que se suman así a la “iniciativa de defensa de esta conmemoración secular promovida por la sociedad civil granadina representada a través de las diversas asociaciones culturales o de defensa del patrimonio cultural tales como Granada Histórica y Cultural” entre otras.

 

Como ha señalado el portavoz y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero, “más del noventa por ciento de los granadinos, de forma abrumadora, quiere la fiesta de la Toma como algo que se ha celebrado con absoluta normalidad durante años” por suponer “la unificación del territorio nacional después de que los Reyes Católicos entraran en la ciudad de Granada”.

 

Juan García Montero ha criticado la postura de una “minoría pequeñísima de nuestra ciudad” que “se empeña año tras año en no querer atender lo que democráticamente quiere y avala la inmensa mayoría de la ciudad de los ciudadanos de Granada” independientemente de su posición ideológica.

 

A este respecto, el concejal de Cultura ha señalado que el PSOE “no sabe asumir o respetar lo que quiere la gran mayoría de los granadinos” que apoya, con sus instituciones, la conmemoración de la Toma de Granada “como algo propio y que se incorpora a nuestras señas de identidad”.

 

En este sentido, García Montero ha pedido “algo de sentido común” a esta formación política a cuyos dirigentes ha invitado a ser “capaces de estar a favor de lo que quieren las mayorías y no de lo que quiere un grupúsculo minoritario y yo me atrevería a decir que radical” de la sociedad granadina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here