Es imprescindible cambiar las normas que regulan las comisiones de investigación parlamentarias,” opina la organización ecoandalucista.

Sentimos la misma perplejidad y repulsión que la ciudadanía andaluza ante el dictamen que ha sido aprobado por la Comisión de Investigación con el apoyo del PSOE y del PP.” Así lo apostilla Primavera Andaluza, “el PP ha jugado tan sucio como el PSOE.”

“Es inconcebible que después de meses de debate entre la población, de decenas de comparecientes, de innumerables documentos barajados para su estudio, las conclusiones de la Comisión de Investigación solo considere responsable al Sr. Guerrero, que aunque representaba a un personaje despreciable, no es ni mucho menos el único responsable.”

“La carta del Interventor General de la Junta de Andalucía durante los años 2000- 2010, Manuel Gómez, dirigida al presidente del parlamento de Andalucía y a los portavoces de los grupos representados en el Parlamento, anula esta ridícula conclusión,” afirman los ecoandalucistas Pilar González y Mario Ortega.

En dicha carta, se refleja que la Intervención General advirtió en 15 ocasiones, mediante auditorias, a los titulares de la Consejería y de la Viceconsejería de las irregularidades que se estaban produciendo en la gestión de las subvenciones del programa 31 L. Si las conclusiones definitivas de la Comisión son aprobadas en el Pleno correspondiente, “Andalucía, representada políticamente en su Parlamento, “será el hazmerreír del mundo a causa de este pacto PP-PSOE indecente.”

“La primera Comisión de Investigación que se crea en 18 años finaliza con un resultado vergonzoso,” critican González y Ortega. “Tanto PP como PSOE llevan alParlamento de Andalucía a hacer el ridículo ante la ciudadanía que representa. El asunto de la corrupción, que es el verdadero cáncer de la democracia, no les importa realmente.”

Primavera Andaluza exige una modificación del Reglamento del Parlamento en cuanto al procedimiento de la composición de las Comisiones de investigación al objeto de democratizar y hacer más transparente y eficaz el trabajo de dichas Comisiones. “Las comisiones de investigación han de ser independientes del gobierno, lo que exige una composición paritaria entre personas propuestas por la mayoría de gobierno y de la oposición. El informe final debe incluir un diagnóstico para ser convalidado automáticamente recogiendo los hechos y el análisis de los fallos normativos y administrativos, además de las responsabilidades personales.” Así mismo, continúan, “se tiene que incluir reformas para evitar que estas situaciones se vuelvan a producir.”

Por último, para aprobarse una investigación parlamentaria debe bastar la mayoría simple del Pleno, o el 10% de los parlamentarios y 40.000 firmas de ciudadanos, ” las mismas que en una ILP.”

Primavera Andaluza propone que “la participación de expertos, no parlamentarios, en la comisión. Habría que aprovechar la futura Ley Andaluza de Participación, incluida en el acuerdo de gobierno PSOE-IU, para hacer estas reformas,” concluyen los ecoandalucistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here