El Ayuntamiento se ve obligado a prescindir de este servicio, del que se beneficiaban más de 25.000 personas, al no poder asumir en solitario su coste.
El concejal de Movilidad cree que “no existe justificación alguna, más allá de la política” para que estos tres ayuntamientos hayan decidido abandonar el servicio de “búho”.

 

“Pagamos justos por pecadores”. Con estas palabras, el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Cúllar Vega, Juan Francisco Muñoz, ha denunciado “la impresentable espantada” que los municipios de Armilla, Churriana de la Vega y Vegas del Genil han dado, al salirse del servicio de autobús nocturno que las cuatro localidades habían puesto en marcha a comienzos de 2011.

 

El edil considera que “no existe justificación alguna para que estos tres ayuntamientos hayan decidido abandonar este servicio, que costeaban los cuatro ayuntamientos y del que se beneficiaban los más de 25.000 vecinos de estos municipios”. Desde el pasado 6 de octubre, cuando el Consorcio de Transporte Metropolitano reactivó el conocido como “búho” en otras localidades del Cinturón granadino, los habitantes de Cúllar Vega, Armilla, Churriana y Vegas del Genil ya no disponen de este servicio.

Imposible en solitario

El Ayuntamiento de Cúllar Vega ha solicitado al Consorcio seguir en este programa, pero, al haberse descolgado de la iniciativa los otros tres Consistorios, no puede asumir el coste íntegro del autobús, “por lo que nos hemos visto obligados a suspenderlo”, destaca el edil cullero.

 

El concejal lamenta mucho que, “por una cuestión de carácter político, los vecinos de estos municipios, sobre todo los más jóvenes, se vean privados de un servicio que tanta falta les hace, y que les impedirá, en muchos casos, poder desplazarse a la capital para asistir a un espectáculo, al cine o simplemente a cenar y tomar algo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here