–        Los alcaldes de Huétor Tájar, Montefrío, Cúllar Vega, Torrecardela, Fuentevaqueros, El Padul y Benamaurel han presentado una moción contra el nuevo Reglamento Regulador del Plan de Obras y Servicios, que les prohíbe contratar a desempleados de sus municipios para realizar obras

–        En virtud de la nueva normativa, es la Diputación, y no los ayuntamientos, quien decide a qué empresas se adjudican las obras

Los alcaldes de siete ayuntamientos de la provincia (Huétor Tájar, Montefrío, Cúllar Vega, Torrecardela, Fuentevaqueros, El Padul y Benamaurel) han acusado esta mañana al Equipo de Gobierno de la Diputación de Granada de “impedir que cientos de parados de estos municipios puedan trabajar”, al prohibir a los Consistorios contratar a desempleados  de sus pueblos para realizar obras. Los siete regidores han presentado de manera conjunta en el Registro de la institución una moción en la que exigen a su presidente, Sebastián Pérez, que rectifique el nuevo Reglamento Regulador del Plan de Obras y Servicios, aprobado recientemente.

“En municipios donde más del 30% de los vecinos están en paro, las obras que el Ayuntamiento realiza a través de la Diputación eran, hasta ahora, uno de los motores que teníamos para dar trabajo a la gente”, ha destacado el alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado Ayén, que ha actuado como portavoz.

 

Meses sin que el presidente les reciba

El nuevo reglamento, que sustituye a otro anterior del año 2007, prohíbe a los Consistorios contratar a empresas de sus municipios, ya que ahora “es la propia Diputación quien decide a qué empresas se adjudican estos trabajos, ofreciéndole los contratos a gente afín a ellos”. En este sentido, los regidores han lamentado que “venga gente de fuera a quitarles el trabajo a los parados de nuestros pueblos, con la falta que hace aquí, y más aún cuando los Ayuntamientos aportan el 38% de la financiación de la obra”.

 

Los siete alcaldes han pedido una reunión urgente con el presidente de la Diputación, “a quien llevamos meses queriendo ver y que nunca tiene tiempo para recibir a alcaldes socialistas”, han lamentado los regidores. “¿Dónde están los despachos con las puertas abiertas de par en par, que prometía Sebastián Pérez al inicio de su mandato?”, se han preguntado.

 

Del mismo modo, los alcaldes han solicitado a la institución provincial que los remanentes que se generen por las bajas producidas en las adjudicaciones de las obras se reinviertan en los propios municipios donde se producen, “y que ese dinero no sea para la Diputación, que lo reparte solo entre los municipios del PP, sino para el Ayuntamiento para el que iba dirigido”.

 

Los regidores han hecho referencia a unas recientes declaraciones de la vicepresidenta primera de la Diputación, Luisa Chamorro, en las que afirmaba que  “no se fía de ningún alcalde socialista”. “Es absolutamente intolerable que una persona que supuestamente representa a todos los granadinos se manifieste en estos términos tan repugnantes, que reflejan perfectamente el concepto que tiene el PP de que las administraciones en las que gobierna son su particular cortijo”, han afirmado los regidores.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here