Hasta el último día del año se han propuesto los autobuses de Granada dar que hablar y es que, ya no saben qué hacer para provocar más descontento.

El regalo de Navidad para sus usuarios es una nueva subida en el precio del billete. Ahora la bromita de coger el autobús nos va a costar 1,10 Euros. Como si de una capital se tratase y, en mi más modesta opinión, no creo que ni el servicio ni el estado de él merezca un precio tan desorbitado. El detalle es que no variarán los precios de los bonos de 5, 10 y 20 Euros, pero darán para menos viajes, o sea, que estamos en las mismas.

Y digo yo, de qué servirán los buenos propósitos si lo que realmente necesitamos son cosas como que un billete de autobús no nos cueste un ojo de la cara. Desde luego yo prefiero ir andando donde haga falta antes que cogerme el autobús a ese precio. No hay en Granada distancias tan grandes como para que el autobús cueste eso.

Pero no queda ahí sino que se ha aprobado una nueva tarifa en los taxis que funcionará de 2 a 6 de la mañana y que se encarecerá un 55% más, éstos no se andan con chiquitas. Así que si estás cansado de fiesta y quieres volver a casa, más te vale ser rico y disponer de dinero para pagar un taxi porque doy fé de que a las 6 de la mañana, a nadie le queda tanto dinero para pagar un taxi.

Bueno, miremos el lado positivo, por lo menos haremos un poco de ejercicio porque el lujo del autobús requiere ahorro hoy día. No hay mal que por bien no venga.



<!--#include virtual=&../comentarios/comments.php&-->

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here