La policía está que no da abasto estos días con las masas. El otro día con los incidentes del 20-N, y en breves días el desalojo de los rumanos. Que lo mismo daría que fueran rumanos, alemanes, o españoles o de donde quiera que fueren. Allí y en esas condiciones no pueden estar. Que de hecho estoy seguro que hay más en la misma situación que no conocemos, pero este caso es diferente, porque claro, ahí estorban para seguir con las obras del PTS.

Ahora bien, ¿qué hacemos con ellos? Porque si los dejamos en la calle, volverán a reubicarse donde pillen. Y eso genera una inseguridad que no queremos. Inseguridad por ellos mismos, por estar en la calle expuestos, y porque al no tener acceso a unas mínimas condiciones de vida, lo intentarán por la vía ilegal. En sus países de procedencia están acostumbrados a los poblados de chabolas, pero aquí no es un fenómeno tan común, a pesar de que también hay algunos casos aislados. Pero, si ya las personas con un trabajo estable y sueldo medio nos cuesta bastante tener acceso a una vivienda medianamente en condiciones, qué harán ellos, en muchos casos desocupados, o en ocasiones, con trabajos sin contrato o explotados hasta la extenuación.

Es el eterno problema de la inmigración. De los ilegales. Cruzan las fronteras Dios sabe cómo, en busca de una vida mejor, pero al llegar aquí se encuentran con que sin papeles no hay tu tía. O sí, pero a qué precio. Y si tienen papeles, no tienen cualificación ninguna. En la mayoría de los casos.

Hace poco leí que habían expulsado a los rumanos de Italia o algo así. Esa no es la solución. Y mucho menos con la ampliación de países de la UE, que próximamente no habrá fronteras. Un político del PSOE tuvo una buena idea, al menos para la inmigración marroquí: Hay que fomentar la colaboración con los países en cuestión, de manera que se establezcan allí medidas, como creación de puestos de empleo y formación. Que puedan quedarse allí. O que al menos si tienen que venir, que vengan con un mínimo aprendizaje en condiciones para acceder a un empleo. Que aprendan el idioma. Que no tengan que mendigar o vender CD"s, como hacen en la mayoría de las ocasiones.

Otro tipo de inmigrantes que vienen de Europa del Este son ex-militares, con una formación que les viene muy bien para delinquir: colarse en casas, reducir a otra u otras personas, etc.

En fin, que se les dé una buena recolocación, que no queremos una tropa de sin techo vagando a sus anchas por la ciudad. Por nuestra seguridad y la suya propia.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí