Parece mentira que estas cosas sigan sucediendo pero el caso es que así es. La última que se la ha ocurrido a la Archidiócesis de Granada, titular de la Escuela de Magisterio de La Inmaculada, es despedir a un profesor de Educación Física por sentirse en relación directa con Dios y, por supuesto, no influir en sus alumnos con ese tipo de ideas.

Por supuesto, la Archidiócesis se quita el muerto de encima alegando que al susodicho profesor no se le iba a renovar de ninguna manera, pero el caso es q eso no se lo cree nadie porque de todos es sabido que, cuando se topa con la iglesia, uno lleva todas las de perder. Y eso lo que le ha pasado a este profesor, que se ha visto en la calle sin más explicaciones y antes de que finalizase su contrato.

La Escuela de Magisterio de la Inmaculada depende de la Archidiócesis de Granada y, para ella, hay que cumplir dos requisitos a la hora de trabajar con ellos, uno es ser un buen profesional, algo totalmente sensato y obvio, y el otro es personal. Para mí, un requisito personal sería que fuese buena persona, responsable, que se lleve bien con los alumnos y los demás profesores, etc. Pero no, para ellos con una "suficiente" implicación religiosa ya es suficiente.

Y yo me pregunto: si para ellos es tan importante la implicación religiosa en la escuela y con los alumnos, ¿por qué no se lo preguntaron al contratarlo?, y si no estaba de acuerdo con esa ideología, ¿por qué lo contrataron?. Por supuesto me salto el hecho de que no entiendo como una institución que pretende llegar a la gente (ahora se les ha ocurrido hacer hasta anuncios para la televisión) sigue despidiendo a trabajadores porque no anteponen cuestiones religiosas a cuestiones éticas.

El juicio ha quedado visto para sentencia. Veremos a ver cómo acaba esto, aunque si se le acaba dando la razón al trabajador, no creo que vuelva a recuperar su trabajo, y lo peor, no creo que para la iglesia sea un freno para seguir haciendo distinciones por motivos ideológicos en mi opinión, totalmente desfasados.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí